Málaga C.F.

Duele compararse con el alavés

Duele compararse con el alavés Duele compararse con el alavés

Duele compararse con el alavés

Muy duro Día de las Madres para aficionados que priorizan su mañana para ir a ver a un Málaga descendido pero hasta ahora con orgullo, lo cierto es que los jugadores no compitieron en ningún momento y mostraron muchos de los errores que han arrastrado durante esta temporada. Casi cuando los espectadores se desperezaban en la grada ya se producía el primer gol. Balón desde la izquierda al que no acierta a despejar una vez más Rosales, muy castigado por los errores este año. Controla Manu y Lestienne no consiguió ni mover al jugador del Alavés.

El rival se hizo con el medio campo mientras el Málaga sentía la presión hasta de su propia grada, Guidetti estuvo cerca de hacer el segundo pero pudo despejar bien el debutante Andrés. Del Málaga, poco destacable: un centro de Rosales al que no acierta en el rechace un negado Ideye, al que la grada crucificó, y el dúo Rolan-En-Nesyri, el primero casi el único con calidad y el marroquí tan impetuoso como siempre.

Nos marchamos al descanso con la confianza de un cambio de rumbo, sin embargo lo peor estaba por llegar: el triste remate de Adrián de córner dio paso a una exhibición del extremo Ibai. Primero le dio un pase medido a Demirovic, que supera con suma excelencia al meta Andrés de vaselina. Después Ibai nos dejó un gol de los mejores de la Liga, control orientado excelente para luego colocar el balón en la escuadra, dicen que el control en el fútbol es todo pero es que encima mira qué definición al alcance de muy pocos. Diego González y Bastón rondaron el gol pero se toparon con un inspirado Pacheco. No hubo tiempo para más y el Málaga se ahogó en su apatía.

Duele ver cómo un club quizás más humilde que el Málaga haya hecho una gestión infinitamente superior en todas las áreas que compete a un club.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios