málaga cf

En-Nesyri acelera

  • El marroquí, que quiere plaza para el Mundial, está acabando el año muy enchufado

  • Con su cuarto gol en Liga alcanza a Chory Castro y se queda a uno de Rolan por el pichichi blanquiazul

En-Nesyri se lamenta de una ocasión errada durante un partido de la presente temporada ante el Fútbol Club Barcelona en La Rosaleda. En-Nesyri se lamenta de una ocasión errada durante un partido de la presente temporada ante el Fútbol Club Barcelona en La Rosaleda.

En-Nesyri se lamenta de una ocasión errada durante un partido de la presente temporada ante el Fútbol Club Barcelona en La Rosaleda. / marilú báez

Fue en el verano de 2015 cuando el Málaga, en concreto su dirección deportiva, fijó sus ojos en un espigado delantero marroquí que despuntaba entre sus compañeros en la Académie Mohammed VI. Era Youssef En-Nesyri, un chico de 18 años en su último año juvenil. En estas operaciones, cómo suele ser habitual, el club tuvo que incluir en la operación a otros tres jóvenes: Sidki, Amrany y Regragui. La carrera de estos tres marroquís con la blanquiazul fue breve -de hecho ninguno continúa en el club-. Ya avisaban desde el club que el objetivo era En-Nesyri. "Tiene un potencial increíble", decían tras su primera toma de contacto con Málaga. Aquel año lo empezó en el Juvenil A y lo finiquitó en el Atlético Malagueño, picando billete meses después para la pretemporada del primer equipo. Ascenso meteórico. A día de hoy, es un jugador más de la primera plantilla pese a que aún porta en su espalda número de filial y, pese a que el equipo no tiene nada en juego, tiene varios objetivos aún en mente.

En-Nesyri tiene entre ceja y ceja el próximo Mundial de Rusia 2018 y se ha puesto las pilas en estas últimas fechas de competición para convencer al seleccionador marroquí, Hervé Renard, que le incluyó en la última prelista que concedió, pero que lo acabó descartando -sí sigue contando para la sub 23 vecina-. "Estoy mostrándole al míster de la selección que puedo ir. Estoy dándolo todo. Quedan cuatro partidos, ojalá pueda jugar los cuatro y meter goles", decía hace unos días tras anotar su tercer tanto y ser MVP para los aficionados malaguistas en el triunfo ante la Real Sociedad (2-0). Apostaba por jugar lo que queda, ante el Betis ya tuvo la oportunidad y no la desaprovechó.

La movilidad, el sacrificio y la perseverancia están siendo los pilares que están erigiendo al marroquí como un jugador diferencial para, en este caso, José González. Ante los béticos, volvió a demostrar cuáles son sus armas, y la velocidad es una de ellas. En uno de los partidos más acertados de Success, el nigeriano dispuso un buen balón a la espalda de Jordi Amat con el que el marroquí se batió en carrera. Cuerpeo, ganó el duelo y se colocó para disparar con su zurda para colocarla con acierto lejos de los guantes de Pedro López y de la bota de Mandi, que llegó tarde con su tackle. Demostraba pegada el ariete: primer intento, 0-1.

Era el cuarto gol de En-Nesyri en lo que va de temporada, segundo consecutivo. Con él alcanza a Chory Castro (4) en la lucha por el pichichi blanquiazul, que ostenta todavía Diego Rolan (5). Eso sí, con el gol del pasado lunes, el marroquí sí posee el mejor promedio de gol por minutos disputados. Con 1337' disputados en LaLiga y cuatro goles, el africano promedia una diana por cada 334.3 minutos. Tan solo dos minutos por debajo que Diego Rolan (336.8) tras 1684' disputados. Eso sí, el espigado delantero lo ha intentado bastante más que el uruguayo. Son 44 disparos (13 a puerta, un poste, siete bloqueados y 24 fuera) por los 30 de Rolan (15 a puerta, cuatro bloqueados y 11 fuera). Curiosamente, ha sido con la cabeza con lo que más ha rematado En-Nesyri (20), pero los tantos los ha hecho a partes iguales con su diestra y zurda (2).

El delantero marroquí está gastando así sus últimas balas para convencer a Hervé Renard antes de que confirme la lista de 23 jugadores que acudirá a Rusia. De momento, su oposición en la lista son Amrabat (Leganés, dos goles), Azarou (Al Ahly, 19 goles), Bammou (Nantes, cinco goles), Boutaïb (Yeni Malatyaspor, 12 goles), Bouhaddouz (St. Pauli, cuatro goles) y El Kaabi (RSB Berkane, 11 goles); destronar a alguno de ellos para visitar la fría Rusia este verano es el objetivo de un En-Nesyri que, de convencer a Renard, sería el único valor del Málaga en este próximo Mundial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios