Flor y heroica para Míchel

  • El guión empezó como siempre, con gol en contra

  • Recio creció en torno al balón con el abroncado Adrián como socio

  • El Athletic salió más enchufado al descanso

  • Al fin hubo suerte y casi cae el cuarto

Míchel demostró flor. Lo hizo sentado en el banquillo, quizás pensando que vivía sus últimos momentos en él. Y es que el partido fue una ruleta rusa de acontecimientos en el juego.

El Málaga volvía a su estadio con urgencias, sin puntos y solo ratos de buen fútbol combinativo a las que aferrarse. Desde el inicio, todo empezó en línea con los anteriores partidos: penalti en contra y gol del rival. Luis Hernández reflejó el estado de ánimo de los de Míchel.

Tras el traspié y perdonar alguna ocasión el Athletic, poco a poco se fue adueñando del balón, y Recio creció en torno a él encontrando a un abroncado Adrián como socio. Los locales inquietarían a Kepa sin obtener premio. Sin embargo, Rolan, en una jugada tipo CR7 colocaría el empate en diagonal y disparo ajustado desde la izquierda. La igualada alas para afrontar la recta final del primer tiempo, con los bilbaínos sin capacidad de reacción.

Tras el descanso, los de Ziganda salieron más enchufados. Muniain y Williams eran dos balas que amenazaban a Roberto. Casualmente, fueron los protagonistas del 1-2. Kuzmanovic se durmió ante un Muniain que filtró un pase a Williams para que rompiera la red. Al gol le siguió la expulsión absurda del serbio, que regaló todavía si cabe más ventaja. El Málaga no sabía por donde meter mano y perdió también el balón. Luis, en una jugada absurda al saque de una falta, regaló el tercero.

Los de Míchel estaban moribundos en la lona. Pero una falta rematada por Baysse sería el prólogo al empate de Rolan con peinada de Bastón. Pero al fin sonrió la suerte y, con superioridad moral sobre la numérica, la tuvo incluso para completar la machada Rolan pero se estrelló en Kepa. Partidos así a la heroica pueden reforzar al equipo de cara a los próximos encuentros que le llegan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios