Ideye tiene 'flow'

  • El delantero nigeriano llega para darle al equipo chispa arriba: "No voy a parar de correr y espero marcar goles"

En esta búsqueda acelerada de reactivos que ha llevado a cabo el Málaga en el mercado invernal, Brown Ideye ocupa un lugar destacado. Viene un jugador por el que se pagaron hace poco más de un año 12 millones de euros y que tiene una ficha de seis anuales, sustancialmente rebajada para jugar en Málaga. Son cifras prohibitivas que se manejan en la locura del mercado chino.

"He estado dos semanas sin dormir", aseguraba Ideye en su presentación. El desenlace de la negociación tardó y ha estado casi una semana en el limbo en Málaga, pero la negociación se desastascó. "Ha sido especialmente difícil", decía Mario Husillos, director deportivo, en la presentación.

Ideye portará el número 12. No promete número de goles, pero sí apela a su currículum. "Soy un buen goleador. No he jugado durante los últimos cinco meses, no es una excusa, pero siempre he marcado y dado asistencias en cada club que he estado. Intento correr mucho, no voy a parar de correr y espero marcar goles", decía el nigeriano, uno de los clavos ardiendo a los que se agarra el Málaga. Tiene ya el transfer para jugar en Las Palmas y se declara a disposición del entrenador tras dos entrenamientos.

Aseguró Ideye que tuvo otras opciones en este mercado invernal para salir de China. "Siete ofertas más el Málaga tenía sobre la mesa. Desde que mi agente me habló de la oferta, mi mujer y yo dijimos que debíamos estar aquí. No es el final de la Liga. El Málaga está colista pero queda media liga. Escogimos aquí para jugar, no es cuestión de venir aquí por el tiemplo, el clima, la ciudad... Es para jugar. Roberto es el único que conozco, me dijo que era un equipo muy bueno, tuve una charla con él". Werder Bremen (Alemania), Toulouse (Francia), Levante y Las Palmas de España y otros equipos de Turquía y Grecia se interesaron por el jugador africano en algún momento de este mercado.

Ideye, junto a su compatriota Success y Lestienne , aportará explosividad y potencia para una línea delantera que ha adolecido de evidente pegada. "Sabía la situación del equipo antes de venir. Tenemos que ganar cada partido para evitar el descenso. Estoy aquí porque en mi vida me gustan los retos. Es posible, soy un goleador y por eso es lo que me han traído. Espero que mis goles ayuden a la salvación", decía un Ideye que en su presentación transmitió frescura y desparpajo. En esta situación en la que se encuentra el equipo, dramática y con apenas margen para salir de ella, se necesitan cabezas limpias y cierta inconsciencia. El objetivo del Mundial es secundario para Ideye. "Estoy aquí porque quiero volver a jugar, que es lo que mejor sé hacer en esta vida. El Mundial ya vendrá, yo lo que quiero es jugar ante esta afición y hacerlo lo mejor para salvar al equipo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios