José González, color esperanza

  • El gaditano aboga por el "sí se puede" y prioriza: "Lo primero es competir"

José González sonríe ante algunos de sus ayudantes durante un entrenamiento de la pasada semana en el Anexo de La Rosaleda. José González sonríe ante algunos de sus ayudantes durante un entrenamiento de la pasada semana en el Anexo de La Rosaleda.

José González sonríe ante algunos de sus ayudantes durante un entrenamiento de la pasada semana en el Anexo de La Rosaleda. / javier albiñana

Si algo está marcando estos primeros días de José González es su empeño en convertir el negro que rodea a la situación actual por un verde esperanza. El técnico apuesta por fomentar la confianza en la plantilla y cargar de ilusión a unos jugadores que empiezan de cero ante él, aunque con la losa de la posición en la tabla.

Arrancar su andadura en Martiricos con un triunfo es "el inicio soñado" aunque no descarta remangarse porque "a lo mejor toca la vía dura".

"He contemplado cierto pesimismo cuando llegué", reconocía sin tapujos "pero según han pasado los días he contemplado más dosis de optimismo, de ilusión y de que sí se puede. Si se logran dos resultados inmediatos, todo el mundo va a pensar que es posible". "Perfectamente se puede conseguir porque el equipo va a dar otra cara, se van a sumar nuevas incorporaciones... Cuando se pasen las semanas y se consigan los objetivos, se verá diferente", vaticinaba.

José ha mimado mucho a la plantilla en sus palabras. Ha visto "muchas cosas buenas" y "una actitud espectacular" entre sus filas donde no encuentra "reproches" aunque es sabedor que "hay mucho trabajo por hacer". "Es la base para crecer", afirma, antes de medirse ante el Éibar en Ipurúa: "Es un partido que tiene unos condicionantes especiales. Tienes que ir enchufado desde el minuto uno, hay que estar atento y competir. Nos llega en un buen momento".

El gaditano solo pide que ante los armeros al equipo se le vea "con las ideas claras en un campo con connotaciones" y aboga: "Lo primero es competir". Además, destapó qué fue lo primero que les dijo a los jugadores: "Les hice ver la realidad. Para poder crecer y saber lo que tienes que hacer, tienes que conocerte a ti mismo y saber dónde estas. Evidentemente, 11 puntos dicen que no estás dando el nivel de competencia necesario y hay muchos motivos para ello. Ellos son conscientes de que tienen que dar un paso al frente. Veo ganas de hacer las cosas bien y de hacer las cosas que quiere el entrenador".

Y apuntó el contratiempo que supone la lesión de Peñaranda y su postura con La Academia, con la que aún no ha tenido tiempo: "Quiero ver qué jugadores hay en la cantera y si se le puede abrir la puerta a alguno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios