Málaga CF

José González: "La cruda realidad pasa mañana por Riazor"

  • El técnico del Málaga mira con prudencia al choque contra el Deportivo, al que da total trascendencia

  • "Esta semana es más sencillo, anímicamente llegamos mejor que nunca", asegura tras ganar al Villarreal

José González conversa en un entrenamiento con Sergio Pellicer José González conversa en un entrenamiento con Sergio Pellicer

José González conversa en un entrenamiento con Sergio Pellicer / Javier Albiñana

Parecía muerto, pero el Málaga se juega ante el Deportivo abrir una rendija al milagro o recibir el estoque definitivo. Lo que da una victoria, la conseguida este pasado fin de semana ante el Villarreal. Es lo que esta mañana destacaba José González en rueda de prensa, cargado con un discurso más abierto pero aun así prudente. "Los jugadores podían estar machacados mentalmente. La victoria reconforta y la derrota te castiga. Es muy difícil levantar el ánimo cada semana para afrontar el siguiente partido con garantías morales para competir, pero ellos siempre lo habían hecho. Esta semana es más sencillo, están concentrados y anímicamente llegan mejor que nunca", asegura.

El preparador blanquiazul dio toda la importancia al choque de mañana en Riazor (21:00). Allí se va en un todo o nada ya más que definitivo: "Pienso en ganar el partido, nos puede dar otra dosis de ilusión. Tres puntos y afrontar el partido del Madrid de otra manera. La posición no es demasiado importante. Mañana no me planteo el escenario de perder, confío en mis jugadores y tengo motivos para creer en ellos. Estoy seguro de que van a competir fenomenal, a ver si traemos la victoria y la gente se ilusiona todavía más. Si nos ponemos a ocho y hacemos una machada con el Madrid... Pero no vamos a soñar despiertos, la cruda realidad pasa por Riazor mañana. Habrá un ambiente infernal y una afición magnífica volcada. En eso es en lo que me tengo que centrar, en tratar de traernos las victoria; de ahí no puedo salir".

Tras el partido frente al Villarreal, José González confesó haber visto a algunos futbolistas viendo la clasificación en el vestuario. Las cuentas no cuadran de una forma que no sea desafiar a lo imposible, lo tiene claro, por eso no quiere lanzar campanas al vuelo y observa las cosas con distancia: "Las cuentas es imposible que salgan bien. Estamos muy lejos, pero bueno. Podemos llegar si las cosas se dan bien y llegamos a cinco puntos al partido del Levante, nunca se sabe. De lo que no cabe duda es que ahora mismo tenemos que pensar en ganar, como venimos haciéndolo mucho tiempo. Se ha roto la racha. El reto inmediato es pensar en el Deportivo, no hay nada más detrás. No pienso ni en el Real Madrid. Me han dado informes y ahí se van a quedar, no los miraré hasta que acabe el partido".

Delante, un Deportivo también necesitado. Colista contra penúltimo y allí tampoco es que anden para muchas florituras, sin efecto Seedorf y con un ambiente que se espera difícil. "El Dépor se juega la vida. Es un grandísimo club con un grandísimo historial, es su última oportunidad y para nosotros también", apunta el técnico, que no espera un partido de mucha ida y vuelta: "Estamos compitiendo, no estamos haciendo partidos abiertos y competimos bien, es uno de los motivos por los que estamos esperanzados. Que pueda ocurrir como los últimos 20 minutos de Balaídos, pues sí. Nosotros sacamos a Recio para atacar mejor y pegamos al palo. Puede ser que se abra el partido, porque a ninguno nos sirve el empate".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios