Mejor que como se fue

  • La cara B de un digno Málaga compite con Las Palmas, pero yerra ante el meta rival y concede dos goles en fallos infantiles

  • El equipo transmite mejores sensaciones en Cádiz

Mejor que como se fue Mejor que como se fue

Mejor que como se fue

La cara B del Málaga completó un partido bastante digno pero perdió la final del Carranza en las áreas. Chichizola, meta de Las Palmas, lo sacó todo en 10 minutos de furia malaguista en la primera mitad. Y el Málaga concedió un penalti muy ingenuo y un remate de cabeza en un córner con los pies en el césped. Las áreas marcan la diferencia en el fútbol y ahí ganó el Las Palmas de calle. En el tránsito del partido, correcto Málaga, pero insuficiente para encadenar el segundo Carranza. Perdió (2-0), la tónica de la pretemporada. Ocho derrotas y una victoria es el balance, un tanto desolador desde las cifras. Pero la pretemporada no otorga puntos.

El Málaga vuelve del Carranza mejor de lo que se fue, por ver detalles positivos. Ha tenido ratos de buen fútbol en un tapete en el que era difícil jugar por el viento y por los topos que había en el césped. Míchel cambió 10 de las 11 piezas del equipo titular de la víspera. Dos partidos en 24 horas es desaconsejable en condiciones normales. Pero mantuvo el sistema de tres centrales. Seguramente ha detectado grietas a la hora de construir y ha preferido ganar seguridad. Si el viernes eran Rosales y Juankar, ayer Cifu y Jony, en una posición en la que no es nuevo. Sus kilos de menos le deberían permitir mayor recorrido por la banda. Luis Hernández era el único que repetía en el once, como eje de esa línea defensiva, esta vez acompañado por la juventud de Luis Muñoz e Ian Soler.

En 10 minutos de furia, el Málaga tuvo varias ocasiones claras ante Chichizola

Empezó Las Palmas, que lucía casi todas sus joyas, con un mayor brío, pero rápidamente el Málaga le cogió el hilo al encuentro. Cecchini tiene que coger el ritmo aún de la competición, pero ahora mismo parece sobrepasado por velocidad. Hizo algún control malo también, cierto es que el césped no ayuda. Con José Carlos formaba el doble pivote. El canterano tiene hechuras, pero debe ser más concreto. El Málaga empezó a robar balones en el campo de Las Palmas y durante 10 minutos le asedió y sólo un espléndido Chichizola evitó que se adelantara. Mula empezó a aparecer con frecuencia. Se suele saludar cualquier irrupción de la cantera con entusiasmo y el catalán demuestra detalles de muy buen futbolista. Pero sólo la continuidad en la verdad competitiva le otorgará el carné de futbolista de primera. A En-Nesyri, que el año pasado a estas alturas veía la portería como un océano, le faltó sutileza para transformar en gol un robo a los centrales. Se plantó ante Chichizola en un mano a mano y el meta se la sacó. El rechace, tras toque de Chory, cayó a la pies de Mula, que la mandó altísima. El catalán combinó con Cecchini para lanzar con la izquierda, pero rechazó el portero. En-Nesyri disparó desde 25 metros y palomita del cancerbero. Y una buena internada de Jony acabó con disparo repelido y el rechace de Chory igualmente. En menos de 10 minutos, una catarata de ocasiones. Con la presión efectiva para robar en campo rival. Chichizola sostuvo al Las Palmas.

En el área rival había fallado con el estoque el Málaga y en la propia también lo hizo. El impetuoso y activo Cifu cometió un claro penalti muy ingenuo tras un mal control. Derribó a Castellano y Prince Boateng, con el que el debutante Ian Soler hizo un master acelerado de lo que es un delantero de alto nivel, ajustó el disparo lejos del alcance de Andrés Prieto, que ayer estuvo por delante de Cengo en la rotación de Míchel.

Había causado una grata impresión un Málaga trufado de supuestos suplentes. Con cierto ritmo, continuidad en la presión y esa falta de puntería. También con alguna lógica desaplicación defensiva, pero comprensible ante el arsenal que lucía el equipo insular. Tres tarjetas amarillas en el primer tiempo revelaban que el ensayo era de verdad.

No pudo revertir la situación el Málaga. Míchel fue introduciendo poco a poco a jugadores titulares, pero Chichizola tenía menos trabajo que en la primera mitad. El césped no ayudaba a los controles y a las conducciones. En-Nesyri, bullicioso, le pegaba al suelo en el área pequeña en una buena opción. El Las Palmas se veía con suficiencia. Y, otra vez en un pardillada en el área, el equipo canario metió el segundo. Míchel hizo un cambio en un córner y Pedro Bigas se zafó de José Carlos para rematar con los pies en el suelo de cabeza y batir a Andrés Prieto, que poco antes le había sacado un buen balón a Vitolo.

Míchel pasó a defensa de cuatro, juntó a Bastón y En-Nesyri y remataba las últimas probaturas de la pretemporada. Recio, imán para los líos, se marchó expulsado junto a David Simón por un amago de bulla. Fue el epílogo a unas semanas con más frustraciones que alegrías, con discusiones aireadas entre banquillo y propiedad. Falta rematar la plantilla. Lo siguiente ya será sin red, en ocho días en La Rosaleda ante el Eibar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios