Málaga C.F.

Míchel aboga por construir

  • "Hemos tenido más presencia, pero nos ha faltado acierto o continuidad", comentó

Míchel, hablando con sus jugadores en el partido Míchel, hablando con sus jugadores en el partido

Míchel, hablando con sus jugadores en el partido / Marilú Báez

Rebajó el tono Míchel en su primera aparición en sala de prensa después del debut liguero. No esquivó la mirada de los detalles que le hicieron hincar la rodilla al equipo, pero prefirió ver el vaso medio lleno. Un discurso constructivo basado en la confianza de que queda un amplio margen de mejora en las 37 jornadas que restan. 

"La primera parte hemos dado una buena medida jugando contra un rival al que le hemos buscado situaciones donde podíamos hacerle daño. En los primeros minutos de la segunda parte hemos perdido muchos balones, el hilo conductor, con situaciones que nos complicaban. Así ha venido el gol y la complicación del partido", resumía Míchel del choque. 

Uno de los fallos más repetidos durante los 90 minutos fue el poco acierto de los jugadores de banda en los centros laterales, que no permitieron remates claros. "En alguna ocasión hemos podido hincarle el diente. Ha habido situaciones que se podían haber solucionado con un centro o buen remate. No hemos estado acertados. Al final hemos tenido más presencia, pero nos ha faltado acierto o continuidad", explicó el técnico. A lo que agregó: "A veces no se tiene la templanza. Nos falta esa precisión, pero no vamos a dejar de intentarlo. Es difícil llevar el balón ahí y fallamos en lo más importante". 

Una situación la de los centros que el madrileño achacó a que "nuestros delanteros no han tenido una presión constante", lo que permitió que los laterales sufrieran en exceso. 

Para el preparador de Martiricos, el gran debe fueron los dientes de sierra que exhibió el equipo en el choque. "Nos ha faltado continuidad en algo en lo que somos buenos, que es la buena posición y circulación. En la primera parte hemos tenido buenas situaciones de convertirse en gol, especialmente la de Juanpi. En la segunda al no tener el balón, no hemos tenido nada. En el plano físico creo que no ha influido demasiado", matizó. 

Esquivó echar el peso de la derrota sobre Medié Jiménez, que se estrenaba en la máxima categoría en La Rosaleda. "En la jugada del gol ha sido fuera de juego de Kike, no de Charles. Ser árbitro es muy difícil, casi que más que ser entrenador. No podemos achacar el resultado a un resultado arbitral", aclaró.

Este traspié inicial obliga a repensar algunos planteamientos que quizá se daban por sentados y obliga a bregar el doble. "Sinceramente, pensé que íbamos a estar mejor. La media hora primera me ha ilusionado bastante. Me he decepcionado con el resultado. Tengo que buscar soluciones. Las sensaciones son buenas, las tenía el año pasado y ahora que el equipo está en construcción", expresó Míchel en tono positivo. 

No sumar en esta primera jornada liguera aviva debates que ya estaban abiertos, como el de los fichajes. El entrenador no quiso mojarse: "No me compete a mí, me compete trabajar con mis jugadores, tener más continuidad en el juego y no venirnos abajo por el resultado. No vamos a pensar en si viene alguien, 24 horas antes teníamos suficiente. Tenemos que tener más concentración y suficiencia porque nos puede costar muchos puntos". 

El destino es tan curioso que marcó un ex, Charles; un prototipo de jugador que el Málaga ahora busca en el mercado. "Eso es ventajista. El club tiene que tomar decisiones y algunas son acertadas y algunas son notablemente contrarias además cuando recibes un gol. El fútbol está lleno de situaciones de esas", expresó sobre la curiosa situación.

Cuestionado por qué plantilla es mejor, la actual o la anterior, prefirió tirar por la tangente. "Eso lo dirá el transcurso del campeonato, el año pasado hubo dificultades y por eso viene en marzo. Cuando viene la situación era la misma, no vamos a pensar eso porque es la primera jornada. No vamos a valorar ahora si somos peor o mejor equipo, el tiempo lo dirá", analizó. 

Uno de los jugadores que se presuponía que podía tener una oportunidad anoche era Mula, uno de los más destacados en la pretemporada. El preparador aseguró que las tendrá a lo largo de la campaña: "Pregúntale dónde iba a estar y dónde va a estar ahora. Aquí todos van a tener oportunidades y el que se crea titular lo va a tener complicado. Mula no se pensaba estar en el banquillo en esta primera jornada, le llegarán las oportunidades"

Para acabar, le echó un capote a una Rosaleda que presentó un aspecto de gala en un horario complejo. "La gente no está desencantada, ni mucho menos a estas alturas. Lo afición es lo mejor, no nos deja ni porque ha habido muchos cambios en el equipo. Seguro que confía más en nosotros de lo que creemos", remachó. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios