Míchel no descarta a Sandro y Bueno sigue a la espera

  • El técnico apremia a la propiedad para que firme y se haga oficial el acuerdo con el delantero

Sandro, con el Everton. Sandro, con el Everton.

Sandro, con el Everton. / PETER POWELL / efe

Aunque antes de la apertura del mercado invernal ya había dos fichajes entrenando -incluso jugando en el caso de Miquel-, el tiempo sigue apremiando porque las necesidades de la plantilla piden más. Y por ello cualquier retraso, por mínimo que sea, es un incordio monumental para el Málaga. Alberto Bueno es el tercero, de hecho el futbolista ya está en la ciudad y con el reconocimiento médico listo. "Desde el 30 de diciembre", dice Míchel, pero sucede que "tiene todos los papeles firmados excepto el nuestro", añade el madrileño, que ayer volvió a arremeter contra la lentitud de movimientos de la propiedad.

"Estamos en una situación complicada porque Borja Bastón no sabemos si estará y tenemos un solo delantero. La propiedad tiene que firmar el contrato y eso excede de mi competencia, no tengo mucho más que decir sobre eso", añadía el entrenador en un discurso hastiado: "Cuando preguntáis por qué no me voy es porque tengo más información. Estas son cosas que escapan al entrenador o a la dirección deportiva. ¿Qué puedo hacer? La propiedad toma sus decisiones y hay que respetarlas. Si quieres estar, estás. Y si no, ya sabes lo que hay".

Como sea, la llegada del atacantes no descarta más incorporaciones. Tampoco la de Sandro, según Míchel, quien eso sí asegura que "la operación Sandro será para nosotros o para cualquiera en la última semana de enero" y tiene claro estar "en disposición de esperarle". Aun así, lo que manda es la débil realidad económica del Málaga: "La única posibilidad que puede descartar jugadores es nuestra situación económica. A veces comentáis sobre posibilidades sobre que vengan o no jugadores y no los descartaría tanto. Tenemos que sacar jugadores. Cecchini ha liberado un contrato y eso nos ha permitido firmar casi tres jugadores, pero no podemos hacer grandes malabarismos".

Así están las cosas por Martiricos. Míchel valora de hecho la predisposición del futbolista, pero nuevamente apunta a los números e incluso se refiere a Diop, quien eligió Ipurúa antes que La Rosaleda: "A pesar de sus esfuerzos no sé si podríamos llegar ahí, eso hay que entenderlo. Hay jugadores que se han ido al Eibar, por ejemplo, porque su situación era más consistente que la nuestra y hacemos lo que podemos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios