Ontiveros y Ricca dan un paso adelante

No ha empezado la temporada y ya ha habido que mirar demasiadas veces a la enfermería. Así que cualquier buena noticia que emane de ella, por más que sea pequeña, es bienvenida para Míchel. Un par de protagonistas hubo ayer en ese sentido, pues tanto Ontiveros como Ricca consiguieron dar un paso al frente en sus respectivos procesos de recuperación para volver a integrarse en el grupo.

Aún les costará integrarse con los demás en el trabajo del día, aunque ayer volvieron a ejercitarse con el resto de compañeros. Eso sí, fue en el marco de una sesión eminentemente física en la que no hubo tiempo de entrar en contacto con el balón. Ambos estuvieron con los demás haciendo el circuito diseñado por el entrenador, si bien el lateral uruguayo fue el único de los dos que tuvo contacto con el esférico. Eso sí, de manera muy limitada y bajo la supervisión de Hugo Camarero.

A pesar de ello, Ricca es el que tiene más complicado reaparecer, puesto que en principio el diagnóstico de su luxación en el hombro hablaba de un periodo de baja aproximad de tres meses -fue intervenido a mediados de julio-.

En el caso de Ontiveros, sus sensaciones serán las que irán marcando cuánto le queda para ser uno más a las órdenes de Míchel. La lesión es traicionera, pese a haberla corregido en el quirófano, y más aún teniendo en cuenta que el extremo marbellí no ha podido realizar la pretemporada al uso con sus compañeros, por lo que se llevará a cabo una política de precaución con su reintegración al grupo.

En el apartado negativo volvieron a figurar Miguel Torres y Peñaranda, ya inquilinos habituales, y Keko, quien se ha sumado hace unos días por ese preocupante edema en el mismo sóleo que le trajo de cabeza la pasada temporada. Por precaución, debido a esas molestias en el cuádriceps de la pierna derecha que tuvo hace unos días, también se sumó el canterano Luis Muñoz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios