Ontiveros, un finalista al Golden Boy indisciplinado

  • El técnico madrileño lo pone a trabajar aparte del grupo y estará sin jugar hasta nuevo aviso

Míchel conversa con Ontiveros en un choque del año pasado. Míchel conversa con Ontiveros en un choque del año pasado.

Míchel conversa con Ontiveros en un choque del año pasado. / javier albiñana

La vida del joven futbolista transcurre muy deprisa. Seguramente más de lo que se puede ir asimilando para soportar tanto cambio. Javier Ontiveros, uno de los canteranos más talentosos que ha tenido el Málaga en los últimos tiempos, lo está sufriendo. En apenas cuestión de horas conoció que es uno de los 24 finalistas a ser elegido Golden Boy, mejor joven europeo del año, y que está apartado por Míchel de manera indefinida por un acto de indisciplina.

El extremo marbellí pasó todos los cortes del prestigioso galardón, el cual ya levantó Isco hace cuatro años como jugador del Málaga. Es utópico pensar que se lo llevará -el gran favorito es Kylian Mbappé-, si bien esa etiqueta a nivel europeo es un sello de calidad para sus condiciones, que son bárbaras. No obstante, la cabeza es fundamental también en este deporte, y ahí debe aprender mucho Ontiveros. Porque el futbolista está apartado del grupo de manera indefinida. Todo por saltarse el régimen interno. El futbolista fue visto a altas horas de la madrugada en una discoteca de Granada, hacia donde partió nada más regresar de Valencia, donde el equipo cayó por 5-0. Hubo quórum entre cuerpo técnico, plantilla y directiva con esta medida, que tendrá fin cuando el técnico vea que Ontiveros ha reflexionado al respecto y demuestre un propósito de enmienda.

Este castigo llega después de algún que otro tirón de orejas de Míchel al marbellí, quien está pecando de juventud con actos fuera del terreno de juego impropios de un futbolista profesional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios