Peñaranda empieza a ver la luz

Peñaranda. Peñaranda.

Peñaranda. / marilú báez

En los últimos entrenamientos empieza a verse con más continuidad a Adalberto Peñaranda. El joven venezolano está ultimando su reingreso al trabajo con el grupo. El día de su debut esta temporada está más cerca. Una gran noticia habida cuenta de la sucesión de malas noticias que suma desde que perdió la final del Mundial sub 20.

Aquel día, a mediados de junio, no solo se quedó sin título, sino que se tuvo que ir del campo con una fractura del quinto metatarsiano del pie izquierdo. Entonces se negó a pasar por el quirófano, optó por un tratamiento conservador, si bien no dio sus frutos y finalmente tuvo que ser intervenido a principios de julio. Entonces se le previó una convalecencia de tres meses que finalizará a principios de octubre. Los plazos van sobre lo previsto y para entonces espera contar con el alta médica.

Se fue a Roma, vino con un clavo en el pie y mientras tanto el Málaga vio frustradas sus intenciones de cederle -no solo por rendimiento, también para liberar una ficha de extracomunitario-. Pero ahora todo eso es pasado en su cabeza, tiene los cinco sentidos puestos en curarse y ponerse en forma cuanto antes porque la ausencia de delanteros en el ataque le puede proporcionar una oportunidad para reivindicarse ante Míchel.

Costará que se ponga al cien por cien y gane buen ritmo competitivo, ya que no pudo hacer la pretemporada con los demás, así que prácticamente habrá que esperar hasta el mercado de invierno para esperar que pueda aportar sus virtudes al equipo blanquiazul.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios