Queda aún dinero en la hucha para fichar

  • El fichaje de Miquel no descoloca las previsiones para afrontar más incorporaciones

Mario Husillos, durante una rueda de prensa. Mario Husillos, durante una rueda de prensa.

Mario Husillos, durante una rueda de prensa. / javier albiñana

Entre 1.5 y 2 millones tiene el Málaga para afrontar los refuerzos para este mercado invernal y no pasarse del límite salarial impuesto por la Liga. La cantidad podría aumentar si se diera salida a jugadores, como se pretende con Gönen o Cecchini, siempre que los clubes de destino se hicieran cargo de las fichas de ellos. Su cartel no es el mejor para que ello suceda. Se liberaría la cantidad que el Málaga no tuviera que pagar de la firmada.

La idea siguiente tras firmar a un central es la de un mediocentro. El fichaje de Miquel implica los 350.000 de cláusula más la ficha del jugador. Queda aún en torno a un millón de euros libre para acometer más contrataciones. La dirección deportiva y Míchel tenían claro que no iban a malgastar dinero pero también que, si era posible, había que reforzarse antes para los tres partidos que vienen antes de que se abra el mercado por la oportunidad que, desgraciadamente, ocasionó la lesión de Juan Carlos. Y es que se considera vital llegar con constantes vitales al receso navideño. Y para ello hay que sumar ante Real Sociedad, Betis y Alavés varios puntos.

Se quería un refuerzo ya porque estos tres partidos se consideran capitales

Miquel llega en plena forma, no necesita puesta a punto. Ha jugado 16 partidos completos de Liga y uno de Copa con el Lugo, en los que marcó un gol. "Estoy listo para jugar", le dijo a quien se encontró en las primeras pruebas físicas que pasó y que serán completadas hoy con las analíticas, previo paso para el anuncio oficial del fichaje.

En función de lo que se gaste en el siguiente fichaje quedará para uno más o no. Si la lesión de Diego Rolan en el Aquiles es de consideración, como se teme que ocurra a expensas de las pruebas que se le terminen de hacer hoy, las prioridades podrían variar para buscar alguien más para la línea atacante. En la recámara está también la posible salida de En-Nesyri, que quiere apurar sus opciones de ir al Mundial jugando minutos en la segunda vuelta. En su caso, al tener ficha con el filial no desgravaría carga del límite salarial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios