Málaga C.F.

Toulalan, el sueño 'húmedo' malaguista

Jeremy Toulalan Jeremy Toulalan

Jeremy Toulalan / efe

Cuando a mediodía de ayer jueves saltó la noticia de la desvinculación de Jeremy Toulalan del Girondins de Burdeos, el malaguismo se puso a soñar. El centrocampista galo es posiblemente uno de los mayores iconos del malaguismo moderno. Con la de gente que llegó en la era dorada de Al Thani... Sí, porque a pesar de haber visto a Van Nistelrooy, Baptista, Santi Cazorla, Demichelis, Santa Cruz, Joaquín y la llegada a la élite del mismísimo Isco, el pivote canoso está en un lugar mágico, bajo llave, en el corazón de los seguidores blanquiazules. Su entrega, su capacidad de sacrifico, su omnipresencia, su elegancia... Era la pieza que daba sentido a aquel Málaga de Champions, aquel Málaga de Pellegrini que acarició la gloria con sus dedos. Su salida fue traumática. Y no lo fue más porque decidió irse al Mónaco y descartar la opción del Atlético de Madrid (que sí, estuvo prácticamente hecha). Algún verano se ha especulado con su regreso. Sobre todo porque Toulalan siempre dejó claro en público y en privado que él y su familia están enamorados de Málaga. Y que al equipo, a pesar de tener ya una edad, le vendría de lujo alguien así es una obviedad. Puede ser pivote y central. Y si alguien tira del argumento de su fecha de nacimiento, que mire a Iturra.

El Girondins publicó que "Toulalan ha pedido poner fin a su aventura en el Girondins. El club aceptó rescindir su contrato, que acababa en cuatro meses, por su conducta ejemplar". Y añade que se marcha por la destitución de Jocelyn Gourvennec. De paso, deja solo a Paul Baysse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios