Valverde y el día que la plana mayor del Barça sentenció al Málaga

  • El técnico, que se midió al club costasoleño como jugador, advierte de un rival "que se nos atraganta"

El Málaga va al Camp Nou en una de las peores dinámicas de su historia. Algo que empaña y hace olvidar los buenos resultados firmados en las últimas temporadas frente al Barcelona. Ernesto Valverde no lo pasa por alto y en la previa repasaba la estadística.

"La estadística sirve para analizar lo que ha ocurrido. Lo cierto es que, no sabemos si por casualidad o no, el Málaga ha hecho un buen trabajo aquí con varios entrenadores. El año pasado el Barça perdió allí en su casa un partido decisivo por la lucha por el título, ya con Míchel como entrenador", recuerda Valverde, que insiste en que "es un rival que se suele atragantar al equipo" y prefiere estar alerta pese a la dinámica que atraviesa su rival: "Sabemos que vienen en una situación de mucha necesidad, están últimos con un punto y tienen que multiplicarse para intentar arañar puntos, pero para nosotros también es una oportunidad de sumar los tres puntos y seguir".

No obstante, esto de que el Málaga tuviese cogida la medida al Barcelona no fue siempre así. De hecho es el rival que peor se le ha dado históricamente al cuadro costasoleño (sólo cuatro victorias por seis empates y 22 derrotas como Club de Fútbol). Una de sus caídas más simbólicas fue de hecho en el Camp Nou y allí estuvieron presentes rivales que hoy vuelven con otros roles.

Se trata del último partido del CD Málaga en Primera, en junio de 1989, en una derrota por 4-0. Ernesto Valverde, hoy técnico culé, hizo el segundo tanto después de que Romerito abriera el marcador. Mientras, el ahora director deportivo Robert Fernández se encargó de cerrar en el minuto 58 una etapa que desembocaría años más tarde en la desaparición del club.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios