La agenda del director deportivo blanquiazul ya está a tope

  • Ayer fue a conocer a la plantilla, presenció el choque del Malagueño y no paró pese al día festivo

Mario Husillos sonríe durante su presentación. Mario Husillos sonríe durante su presentación.

Mario Husillos sonríe durante su presentación. / javier albiñana

No todas las profesiones disfrutan de los mismos días festivos que la mayoría de ciudadanos de a pie. Y aunque muchos empleados del Málaga no fueron a trabajar ayer, para el nuevo director deportivo hubo ración extra de trabajo. Lógico estando recién llegado y con tanto por hacer. Ayer vivió su gran buceo en el "Mundo Málaga", como él mismo afirma, desde primera a última hora del día.

El propio Husillos reconoció que estar en Atenas no le impidió estar al tanto de cuanto ocurre en Martiricos. Muchos amigos siguen en las oficinas o en el vestuario, y a través de ellos ha tenido ojos y oídos para ir pulsando la actualidad. Pero ahora toca sumergirse de manera más profunda y bajo esas coordenadas se movió para él el jueves. Míchel le echó un cable por la mañana en el estadio de atletismo, puesto que él mismo hizo de cicerone en su visita al entrenamiento para ir presentándole a los jugadores y demás compañeros del cuerpo técnico a los que no conocía.

Poco después ya estaba sentado en el palco de la Federación Malagueña de Fútbol para ir poniendo cara a los jugadores del filial e ir corroborando o refutando los informes que maneja acerca del filial blanquiazul. Se llevó una grata sensación general el director deportivo.

A partir de ahí, trabajo por teléfono y trabajo con informes para ponerse al tanto de la situación contractual de sus futbolistas y ver los seguimientos que se están haciendo para las futuras ventanas de fichajes. Ser director deportivo implica tener una agenda muy cargada. Serlo desde la urgencia, más todavía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios