Las cuentas de Recio: 26 puntos dan la salvación

  • El capitán cree que deben tomarse la segunda vuelta como si fuera una pequeña liga particular

Las cuentas de Recio: 26 puntos dan la salvación Las cuentas de Recio: 26 puntos dan la salvación

Las cuentas de Recio: 26 puntos dan la salvación

Si el capitán del Málaga se atreve a hacer públicas las cuentas de la permanencia es porque ese cálculo se ha hecho en el corazón del vestuario. José Recio aboga por el borrón y la cuenta nueva con la llegada del nuevo técnico: "Tiene las cosas claras, con un sistema de juego que tiene bastante claro. Aquí hemos jugado muchos años con ese sistema, sabe lo que quiere. Ojalá los jugadores aparezcan, demos un paso adelante y hagamos en el campo lo que nos pide el entrenador. Tenemos que centrarnos en que tenemos que hacer 25 ó 26 puntos. Creo que habrá reacción, porque cuando hay cambio de entrenador es normal que haya cambio de actitud e intensidad en los entrenamientos. Ojalá que cada jugador, uno por uno, nos miremos a nosotros mismos y sepamos todas las cosas que hemos hecho mal. Que nos olvidemos de la primera vuelta y nos centremos en afrontar como una liga nueva la segunda. Los jugadores siempre somos los que jugamos, ojalá lo demostremos en el campo y eso será el bien para todos".

Recio observa a José González, escucha su propuesta, lo que les pide. Se percibe el cambio en todos los aspectos. "Es verdad que llevamos pocos días con José, pero creo que viene con las ideas claras, con una mentalidad buena. En los primeros días siempre hay cambio de dinámica, un aire nuevo. Míchel nos dio mucho, el año pasado sacó de abajo a un equipo medio muerto, pero al final mandan los resultados. Él lo ha intentado todo y en algunos partidos no le ha acompañado la suerte. Ojalá José empiece con buena suerte y buenos resultados", aseveró Recio.

Defiende el cambio de entrenador porque es la ley del fútbol. "Cuando los resultados no se dan hay que buscar soluciones. Está claro que no puedes cambiar una plantilla de 25 jugadores y el perjudicado es siempre el entrenador. La motivación es máxima. Queremos empezar con buen pie la segunda vuelta, olvidarnos de la primera. Tenemos que dar ese paso, no se puede rendir nadie hasta que las matemáticas digan lo contrario", dijo Recio, que añadió: "Hacía falta un cambio de aires, aire nuevo en el vestuario. Al final, cuando los resultados no se dan o llegan resultados malos, puede haber salidas o entradas de jugadores. Míchel el año pasado hizo un trabajo muy bueno en un vestuario tocado y que fue capaz de reanimarlo, espero que José haga lo mismo este año".

Cuando Recio atendió a los medios no se había jugado todavía el amistoso con el Lausanne. Pero ya intuía dónde le iba a tocar jugar con José: "Creo que en el doble pivote, ya el míster decidirá. En la época de Javi Gracia con ese sistema lo hice ahí en todos los partidos e imagino que será lo mismo. Se me asemeja a Gracia, quiere que estemos arropaditos, juntitos. Sabemos lo que quiere el míster. A partir del lunes hay que hacerlo. Hay que empezar desde Eibar".

El centrocampista paleño dio pistas acerca del primer intercambio de impresiones con José González: "Quería hablar con todos, pero el primer día se nos presentó y nos dejó claras sus ideas y su forma de jugar. Yo le dije en nombre del vestuario que ojalá que tenga suerte. Aunque todo parezca malo, el vestuario trabaja, es bueno en eso". Acerca de si le parece o no acertada la decisión de cambiar de técnico, Recio fue claro: "Eso no es decisión mía, es cosa del club. Se ha hecho en este momento, más vale tarde que nunca. Yo creo que todavía estamos a tiempo, que hay muchos puntos por jugarse. Ojalá seamos capaces de meternos en esos puestos, salir de ahí abajo", apuntó Recio.

Y de esa respuesta al mensaje de Míchel en su despedida ante los jugadores: "Míchel dio una charla al vestuario. Al final nos coge cariño a muchos jugadores. Es el primero que lo pasó mal. Buscó cambios de sistema, de jugadores, pero el trabajo del entrenador no se ve reflejado si no llegan los resultados. Le deseo lo mejor para el futuro".

Donde se moja menos es en cuestiones de mercado: "No lo sé, igual que hace dos meses dije que hacían falta, ahora han venido tres, pero es decisión del club y de qué quiere el entrenador nuevo. Ojalá que los que vengan sumen desde el primer día".

Y dicho todo esto, el Málaga no puede pensar en otra cosa que no sea el partido del lunes contra el Eibar. Recio quiere ir a ganar, pero no se cierra al empate. Lo explica: "Vamos a ir a ganar porque necesitamos los tres puntos. Pero luego hay partidos que se deciden por pequeños detalles, que debías empatar y pierdes, como ante Espanyol o Alavés. A lo mejor si hubiésemos sumado dos o tres empates que se nos han escapado, la cosa iría mejor. Pero lo importante cuando hay un cambio de entrenador es no perder para que no se pierda la ilusión".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios