Málaga CF

Cinco días para un once

  • Míchel aún maneja varias dudas, de futbolistas y sistemas, para el estreno

  • Las incógnitas se centran en la organización defensiva y la zona de creación, fundamentalmente

Míchel comprueba el estado del césped antes del encuentro frente a la Lazio. Míchel comprueba el estado del césped antes del encuentro frente a la Lazio.

Míchel comprueba el estado del césped antes del encuentro frente a la Lazio. / marilú báez

Más allá de lo que pueda ocurrir esta semana en los despachos, a Míchel le quedan cinco días por delante para pensar en el once con el que abrirá la Liga. Aunque hubiera fichajes, llegarían muy justos para la primera jornada, por lo que el técnico madrileño se encuentra bastante centrado en lo que tiene ahora mismo entre sus manos. El reparto de minutos, las bajas médicas, los reveses sufridos con la pérdida de jugadores importantes y las variaciones con el esquema hacen que, salvo algunas decisiones, haya bastantes dudas en torno a lo que pondrá en liza ante el Éibar.

A expensas del medio centro y del segundo delantero, en un principio sería el centrocampista que llegara el que albergara mayores papeletas para hacerse con un plaza en el once -otra cuestión sería que el club pudiera hacerse con un atacante potente de los descartes que se esperan estos días en equipos grandes-. Así que la idea de que Borja Bastón figure como único delantero en la primera alineación es casi inamovible.

La zaga dependerá de si incluye o no a Diego González y no está claro si Juanpi será titular

Cómo vista a su equipo Míchel es una gran duda. Ha utilizado variantes de un partido a otro esta pretemporada, así que tan posible es una defensa de tres como de cuatro o cinco. Lo que sí parecen fijos son algunos de sus integrantes. Por supuesto, bajo palos estará Roberto. No ha estado al cien por cien en los amistosos, sin bien es en quien más confía el entrenador para la competición -Andrés Prieto ha hecho mejores oposiciones a segundo que Cenk Gönen-. Luis Hernández y Baysse serán los lugartenientes del eje; la incógnita reside en si Míchel incorporará un tercer central con Diego González. Y es que ello permitiría mayor seguridad en torno a Juan Carlos, quien será lateral zurdo indiscutible pero se siente más cómodo respaldado y con libertad para subir por el carril. En el otro flanco, cómo no, figurará Roberto Rosales.

Kuzmanovic aparece, a día de hoy, como la solución más solvente para tirar del centro del campo. Bien como único pivote por delante de una línea de cuatro o con otro compañero. Recio representará la parte creativa, mientras que Adrián es otro de los elementos que más ha usado en esa zona, por lo que cuenta con serias opciones para estar en el estreno liguero.

En qué estado vea Míchel a Juanpi será decisivo para ver si parte desde el banquillo o si lo ubica cerca de Borja Bastón; estos días serán fundamentales para ello. Y en las bandas no parece que haya dudas a día de hoy, ya que Mula ha convencido y se ha visto beneficiado de las bajas de Keko y Ontiveros. Por su parte, Jony tiene a día de hoy la sartén por el mango para aparecer por la banda izquierda.

Con sensaciones contrarias se planta en La Rosaleda el Éibar. Mendilibar, quien sigue en el cargo, tiene claro su armazón e idea para darle continuidad. Jugadores como Dani García, Sergi Enrich, Inui o Capa seguirán tirando de un grupo que no ha sufrido sensibles pérdidas este verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios