Se disipa la cortina de humo de Muñiz

  • El club no convence al asturiano pero consigue que el foco no apunte al equipo durante unos días

Juan Ramón Muñiz. Juan Ramón Muñiz.

Juan Ramón Muñiz. / efe

La dirección deportiva del Málaga no ha logrado convencer a Juan Ramón Muñiz para que tome las riendas del equipo. Lo que sucede es que el técnico tiene serias dudas de cómo se gestiona la entidad y de la relevancia que va a tener en el proceso de confección de la plantilla. Íntimo de Juande Ramos y todavía con muchísimos amigos dentro del club, el asturiano sabe que el Málaga es ahora mismo impredecible y que no se puede fiar de lo que le prometan, que tampoco es mucho.

Así que, por enésima vez, a Husillos se le escapa una primera opción y tiene que activar planes alternativos, algo que le viene sucediendo ya con demasiada frecuencia. Sólo hay que tirar del cuestionable mercado invernal, en el que llegaron siete futbolistas y un entrenador y ninguno ha sido capaz de rozar el aprobado salvo, quizás, Iturra.

Eso sí, mientras se ha estado hablando de Muñiz -que prefiere esperar viendo que tiene diversas alternativas en Primera (suena para Deportivo si se mantiene y Real Sociedad) y Segunda-, no se ha puesto tanto el foco en que se sigue manteniendo al técnico actual con un bagaje de tres puntos de 30 y en que muchos jugadores hacen lo que les viene en gana (con o sin permiso) sin que nadie tome medidas serias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios