El estadio aplaudió por la gloria de Chiquito de la Calzada

  • El minuto de silencio por el humorista malagueño se convirtió en un minuto de aplausos

La Grada de Animación saca las bufandas sobre la pancarta de Chiquito. La Grada de Animación saca las bufandas sobre la pancarta de Chiquito.

La Grada de Animación saca las bufandas sobre la pancarta de Chiquito. / marilú báez

"Al ataquerrrr". La pancarta reposaba tras la portería de la Grada de Animación, en la que Rosales inauguró el marcador. La habitual frase de Chiquito de la Calzada se convirtió en lema para un partido complicado. El partido pintaba a drama y acabó con sonrisas; no había mejor día para homenajear a un malaguista superilustre. Por la gloria de Chiquito, llegó la remontada y la necesaria victoria que deja la permanencia un poco más cerca.

El recuerdo de Gregorio Sánchez estuvo presente durante todo el duelo, sobre todo en los prolegómenos, antes de que el loco partido tomara el protagonismo. Ahí quedó el especial de La Bombonera, la revista del club en los días de partido, que transformó incluso su cabecera a La Bombonerarrrrl en honor a su malograda figura. 16 páginas en las que las habituales secciones se transformaron para honrar su particular vocabulario y filosofía de hacer humor.

El momento más bello llegó con el recuerdo al inicio del choque. Porque el minuto de silencio se convirtió en minuto de aplausos. De manera espontánea, los casi 25.000 espectadores que hubo ayer rompieron en palmas y contagiaron a todos. Incluso los jugaores del Málaga se unieron a la iniciativa.

El choque terminó con final feliz por la remontada obrada en la última media hora por Chory Castro y Borja Bastón. Y los aficionados despidieron a sus jugadores al grito de "sí, se puede". Alguno que otro lo pronunció como "sí, se puederlll".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios