valencia | MÁLAGA CF

Nada más frágil que un equipo sin alma

Nada más frágil que un equipo sin alma Nada más frágil que  un equipo sin alma

Nada más frágil que un equipo sin alma

Cuando a un equipo le arrebatas su alma, lo matas. No le queda nada con lo que luchar, en lo que creer ni en lo que soñar. Ayer, tras un primer tiempo en el que se presentó un atisbo de cambio, el equipo sufrió un nuevo revés. El 2-0 de Simone Zaza, primero de los tres goles que firmaría, expulsó el alma con la fuerza con el que entró él al remate. El equipo quedó noqueado, derrumbado y hundido. Un poco más con cada gol. Cayó de rodillas, otra vez, y parece terriblemente difícil levantarse.

Casi la mitad de los remates chés que fueron a puerta acabaron en gol. Es ahí Roberto el que debe entonar el mea culpa, pero pidiendo a la zaga su porción de responsabilidad. Ni Cifu, ni Luis, ni Diego ni Ricca estuvieron a la altura. A cada uno se le recuerda algún error de bulto. Sobrepasados.

Esteban Rolón destila detalles que pueden ser de provecho en un futuro. No parece que tenga 22 años, ni que provenga de la segunda argentina. De engrasarse, puede ser importante. La falta de físico de Kuzmanovic fue más notable si cabe ayer. No llegaba. Y Recio no puede abarcar tanto.

Jony y Mula completaron la mejor pareja de extremos de lo que va de curso. Pero sigue siendo altamente insuficiente. Lo peor es que ni Ontiveros ni Juanpi fueron alternativas.

Con Rolan queda esperanza. Aportó todo lo que se le puede exigir a un 9. Y no es poco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios