Málaga C.F.

La margarita de Chory Castro

  • "El club mostró interés en una posible renovación pero como no se sabe el entrenador que va a venir...", sostuvo

  • "Santos sería un jugador clave", dijo

Chory Castro, en el partido contra el Espanyol en La Rosaleda. Chory Castro, en el partido contra el Espanyol en La Rosaleda.

Chory Castro, en el partido contra el Espanyol en La Rosaleda. / efe

Gonzalo Castro había jugado ya sus últimos minutos con la camiseta del Málaga para algunos. Incluso internamente se daba por hecho que el jugador no seguiría. Por un lado estaba la postura inmóvil del club ante un jugador que terminaba contrato. Por otro la idea del futbolista, que sentía que había terminado una etapa. Pero esto es fútbol. Nunca lo olviden. Y las cosas no siempre son lo que parecen. De hecho, a veces dejan de ser hasta lo que son.

"Hace unos meses tuvimos una reunión con Mario Husillos. El club mostró interés en una posible renovación en Primera o en Segunda. Eso está abierto. Hay que esperar quién es el entrenador y cuál es la propuesta definitiva del Málaga. Ahora pensamos en que pase todo esto que, la verdad es que está costando mucho este final de temporada. Estos últimos partidos están siendo muy duros. Fue un golpe muy duro cuando se hizo oficial que descendimos matemáticamente. Terminar esto y ponernos siete o 10 días a ventilar y olvidarnos de todo esto que ha sido duro y a nivel psicológico, muy estresante", aseguró el futbolista en su última comparecencia de prensa.

Es difícil a veces distinguir cuándo un futbolista está siendo sincero y cuándo se limita a no cerrarse puertas o, simplemente, tratar de no herir sensibilidades. "No se descarta seguir en Segunda. En sí es la única propuesta que tengo ahora. Vamos a esperar a ver si resultan otras opciones. El Málaga me dio tiempo para decidirme porque tampoco se sabe el entrenador que va a venir. Si firmo contrato y el técnico que viene decidiera no contar conmigo sería algo que no llevaría bien. A esperar, ir a Uruguay, respirar un poco, estar con la familia y tratar de borrar de borrar esta situación que nadie quiso y que estamos viviendo".

Es hablar de Uruguay y brillarle los ojos. Su casa, sus colores. Eso es algo que el tiempo no erosiona. "Siempre dije que la idea era volver a Nacional pero volver bien y en condiciones. No volver por volver porque me estaría mintiendo a mí mismo y a una institución. Es momento de decidirlo en familia que es lo que valoro. Con la edad que tengo puede ser de los últimos contratos que firme".

No suele ser Chory Castro de los que se esconden públicamente. El uruguayo habla de sí mismo y también de otros compañeros. Por afinidad, pocos mejor que él para valorar a Michael Santos, uno de los nombres de moda: "Ahora no sé lo que pensará él, pero para el Málaga sería un jugador clave. Este año, que le ha tocado jugar en Segunda, lo está haciendo de manera espectacular, los números están ahí. Está en un equipo que está tratando de conseguir el ascenso. Luego está el mercado o su pensamiento, que es algo que no puedo decir, pero para el Málaga sería una buena apuesta, que viniera y que diera un buen rendimiento. Tuvo esa espina clavada de que lo que se le exigió en su momento no lo pudo dar ni jugar tanto como pensaba. Pero puede tener una segunda oportunidad y puede demostrar lo que ya está demostrando en el Sporting de Gijón".

Y tal y como es voz autorizada para hablar de Santos, también lo es para hablar de Diego Rolan. "Hablamos lo justo y necesario con los compañeros. En lo personal, si alguna propuesta, que me lo cuente y salga de él. Sabemos que estos temas son delicados. No sé qué pensará. Desconozco el contrato que tiene, si se puede ir por estar en Segunda… No lo sé", afirmó en relación al futuro del punta, que está firmado por el Dépor pero que nadie se atreve a asegurar que jugará en Segunda y en Riazor el próximo curso.

Para cerrar los nombres propios, tocó el tema de los pitos a Roberto Rosales por parte de la afición del Málaga en el partido contra el Alavés del pasado domingo. "Ha demostrado como profesional la grandeza que tiene. Con estas críticas muchos en el entretiempo se habrían tirado del barco, borrado y no habrían salido en la segunda parte. Le conozco en el día a día como profesional y persona y te entristece que a un compañero se le trate de esa manera. Entiende la situación y se lo está tomando con calma y profesionalidad", relató Castro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios