málaga cf

Una nueva columna vertebral en 40 días

  • Husillos dispone de poco margen para traer al medio centro, el central y, si es posible, otro atacante

Mario Husillos bromea durante el acto de su presentación. Mario Husillos bromea durante el acto de su presentación.

Mario Husillos bromea durante el acto de su presentación. / javier albiñana

El Málaga de los despachos anda centrado en el mercado invernal. Porque hace falta, a tenor de las peticiones de Míchel, una nueva columna vertebral: central y medio centro defensivo son las prioridades, con un esfuerzo extra si es posible para otro delantero. Aunque casi podría hablarse de ventana otoñal. Porque Mario Husillos ya está más que inmerso en ese trabajo, que es doble porque implica tanto firmar futbolistas como dar salida a otros y así puedan dejar fichas libres (ahora mismo solo se dispone de una). La hoja de ruta está más que trazada y los movimientos ya se han acelerado con el claro motivo de tenerlos cuanto antes para que estén disponibles el fin de semana del 5 al 7 de enero, fecha en la que se estrenará el 2018 liguero frente al Espanyol en La Rosaleda. Dicho de otro modo, Husillos dispone de 40 días mal contados para hacer los deberes.

Hace unos días que el director deportivo blanquiazul se encuentra fuera de Málaga. Va a ser la tónica de las próximas semanas, en las que apenas se le va a haber los días de partido y poco más. En su teléfono obran multitud de ofrecimientos, aunque la mayoría de posiciones que ya están bien cubiertas. Por lo pronto, ha empezado a moverse donde mejor conoce, en el mercado argentino, donde el libro de pases (como allí denominan el mercado de invierno) suele dejar movimientos intensos. Allí busca algún defensa veterano que pueda dotar de mayor rendimiento el centro de la zaga.

El director deportivo, que anda por Argentina estos días, también debe agilizar las salidas

El problema con los fichajes es el exiguo margen que concede ahora mismo el límite salarial, para lo cual se va a intentar dar salida a varios futbolistas. El gran inconveniente en la operación salida es el mismo que ya padeció Francesc Arnau el pasado verano: que los futbolistas transferibles no pongan mucho de su parte. Es el caso, por ejemplo, de Cenk Gönen. El Málaga no cuenta con él, si bien no dispone de mucho mercado donde ofrecerlo y costará darle salida. Liberar su ficha, demasiado alta para no contar nada, podría tener desbloqueo en Turquía.

Otros, como Cecchini, ayudarán a ello. El jugador necesita minutos en el fútbol europeo (en España, a ser posible) y sabe que en el Málaga no dispondrá de ellos. Cifu, Jony, Ontiveros y En-Nesyri son otros candidatos a salir, aunque dependerá de la última palabra de Míchel y los posibles destinos para esos jugadores. Además, urge concretar las salidas cuanto antes para tener una mejor composición de lugar de cuánto dinero habrá para afrontar las fichas de las incorporaciones que vengan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios