Málaga cf

La salida de Yasmin Al Sahoud abre una fractura

  • "No puedo aceptar decisiones que pongan en riesgo la viabilidad del club", denuncia la marbellí en un comunicado

Comentarios 3

La que era nueva directora general del Málaga no llegó a sentarse el sábado en el palco para el primer partido. Y ayer Yasmin Al Sahoud, cuya rescisión aún no ha oficializado el club, emitió un comunicado público escrito en términos muy duros y con graves acusaciones. En una nota firmada y enviada por ella (en el que incluso inserta un titular a modo de información periodística), queda patente su mala relación con el vicepresidente, Abdullah Ghubn, y revela supuestos problemas de pago y "decisiones de gestión que asumen riesgos para la viabilidad del Málaga CF". Los hechos desatan una fractura interna en el nuevo proyecto cuando apenas se han dado pasos desde que echó a andar.

Tras cinco puntos introductorios (el comunicado consta de 11) acerca de su vinculación empresarial y familiar con el club presidido por Abdullah Al Thani, en el sexto Al Sahoud recrudece su tono: "Pese a la situación en teoría muy desahogada de NAS (el grupo de Sheikh Abdullah), la nueva propiedad ha tenido bastantes dificultades logrando pagar los salarios (incluyendo el mío, acordado con el Sheikh antes de mi traslado) y transferencias de jugadores y es en éste área donde mis continuos mensajes de atención han sido más desoídos".

En cuanto a los supuestos motivos de su despido, la empresaria marbellí quiere salvaguardar su imagen: "Se ha hablado mucho de que la razón de mi destitución tiene que ver con la falta de inscripción de Galatto y su ausencia en el partido. La realidad es que el jueves pasado todavía no estaban inscritos Sandro Silva, Sebastián Fernández y Quincy, además de Galatto, por los trámites burocráticos necesarios para la inscripción, los cuales se iniciaron de forma muy tardía por los grandes retrasos en el pago. Es más, en muchos casos, tanto yo como el equipo directivo existente en el Málaga antes de la adquisición, tuvimos que intervenir para evitar que algunos de los jugadores hoy parte del Málaga no volvieran a sus clubes de origen".

El último de los puntos calientes del comunicado declara abiertamente la diferencia de criterios entre Al Sahoud y Ghubn, especialmente desde que este último tira de la nave blanquiazul en el día a día. "Desde la retirada a Qatar de Sheikh Abdullah, las nociones de profesionalización de una empresa como el Málaga CF de su secretario y las mías han sido radicalmente opuestas, y yo, en la responsabilidad que detenta mi puesto para con los empleados del Málaga, los jugadores, así como la afición malaguista, no puedo aceptar decisiones de gestión que asumen riesgos para la viabilidad del Málaga CF Abdullah Ghubn, con el que he mantenido abundante intercambio de mensajes profesionales en relación a este tema en las últimas semanas, y todo tipo de mensajes a través de mi relación con Sheikh Abdullah desde hace más de dos años, es consciente de esta postura mía, aunque no la comparta", explica la marbellí, que añade que las decisiones de Abdullah Ghubn son "claramente adversas para los intereses del Málaga CF".

La reacción del club no se hizo esperar, ya que para hoy (13:00) está convocada una conferencia de prensa del vicepresidente blanquiazul. Una situación con chanza, ya que normalmente era Al Sahoud quien traducía a Ghubn en sus alocuciones. Mal momento para que prenda dicho fuego después del mal estreno en Liga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios