Un trío de incógnitas

  • El Málaga presenta a Success, Lestienne y Lacen, los últimos fichajes invernales

  • Llegan sin apenas minutos este curso, pero con condiciones para dar un salto de calidad a la plantilla

De izquierda a derecha, Success, Lestienne y Lacen posan durante su presentación sobre el césped de La Rosaleda. De izquierda a derecha, Success, Lestienne y Lacen posan durante su presentación sobre el césped de La Rosaleda.

De izquierda a derecha, Success, Lestienne y Lacen posan durante su presentación sobre el césped de La Rosaleda. / reportaje fotográfico: javier albiñana

El 31 de enero fue un día particularmente ajetreado en las oficinas de Martiricos. Además de presentar a Brown Ideye y confirmar salidas como las de Ontiveros y Mula, el Málaga oficializó las incorporaciones de Isaac Success, primero, y de Maxime Lestienne, minutos después. Y el 1 de febrero, para finiquitar, a Mehdi Lacen. No fue hasta ayer cuando el club pudo presentar en sociedad al trío final de fichajes -el ex del Watford tuvo incluso minutos en Las Palmas-, un conjunto de futbolistas que resultan ser una buena muestra de lo que la dirección deportiva ha traído este mercado invernal. Veteranía para defender, electricidad para atacar. Y la mayoría con alguna tara que les ha llevado a la Costa del Sol como rampa para su carrera. Palabra de Mario Husillos.

"Tenía algo bueno y algo menos bueno. Por su calidad, pocas veces se puede vincular un jugador así con un equipo como el Málaga. Hay situaciones en su trayectoria que han ayudado a esto", explicaba el director deportivo blanquiazul sobre Maxime Lestienne durante la presentación de los tres jugadores, en la mañana de ayer. El extremo descolló en Bélgica y sonó para gigantes hasta que los problemas personales cortaron su crecimiento en Holanda. De ahí a Rusia, donde nunca cuajó -Javi Gracia lo llegó a apartar por algún episodio- hasta Málaga. No obstante, mostró en sus mejores momentos que por calidad no sería. Y ahora el deseo mutuo es que esta repunte para empujar hacia la permanencia.

"Quizá es una situación difícil, pero como nuevo jugador voy a intentar aportar todo lo posible por salir de esta zona de descenso junto al resto", aseguraba Lestienne, que dice haberse encontrado un buen grupo: "Es un desafío, pero contamos con buen equipo y buenos jugadores. Creo que no será un gran problema salir de aquí". Por sus botas puede pasar buena parte de la salvación y Husillos espera darle el entorno para que así sea: "Esperamos muchísimo de él, que sea él mismo. Ha jugado en clubes importantes. Podemos darle un lugar para que sea él".

También pretende traer chispa para el ataque Isaac Success. El nigeriano se marchó al Watford tras estrenarse en la élite con el Granada, pero su estadía en el sur de Inglaterra tampoco ha sido de provecho. 19 partidos y un gol en su primera campaña por solo 44 minutos en esta segunda. De una rápida puesta a punto física depende que el delantero, que tuvo 12 minutos contra Las Palmas, pueda ser productivo para el equipo. El ex nazarí llega con buena predisposición: "Sólo tuve unos 15 minutos para jugar el otro día. Salí de una lesión y llevo tiempo sin competir, pero estoy bien. Sigo trabajando y espero mis oportunidades. Espero tener minutos cada vez y mejorar mi condición física para ayudar".

Success volvía en la sala de prensa de La Rosaleda sobre sus palabras nada más aterrizar en Málaga. Un descenso nunca puede ser plato de buen gusto: "Mi deseo es impactar positivamente, ayudar al equipo. Eso es lo primero, que el equipo sea mejor. Lo individual es secundario; lo importante es básicamente hacerlo bien para que el equipo sea mejor. El objetivo es al final de la temporada conseguir una mejor posición, ningún profesional quiere bajar a Segunda División".

El nigeriano ve semejanzas entre la situación que pasa el Málaga y la vivida en el Granada. Allí coincidió de hecho con José González al mando y Peñaranda a su lado en el césped. La receta, por tanto, debe ser la misma: "Es muy parecido a lo de Granada. Lo primero es que debemos hacer es mantener la confianza, ser fuertes mentalmente. No hay ningún equipo en la Liga al que no podamos ganar. Seremos más fuertes si creemos. Nos ayudarían 90 minutos perfectos y una victoria". Así las cosas, solo hay una vía: "La manera de salir es el trabajo duro. Desde que llegué me encontré un buen equipo que trabaja duro. No están felices por la situación de los últimos partidos. El fútbol tiene esto, hay veces que no hay resultados. Tenemos que trabajar como un equipo, todos juntos, y no desanimarnos".

Entretanto, uno que tiene ya varios tiros dados es Mehdi Lacen. El medio centro franco-argelino llega en condiciones semejantes por falta de minutos -solo ha tenido 58 esta temporada en Getafe-, aunque su historial nada tiene que ver con sus nuevos compañeros. Le respaldan más de 200 partidos en Primera División y las heridas de haber peleado en situaciones duras. Descendió y ascendió con el conjunto azulón, en el que llevaba seis temporadas. Pasó también por Alavés y Racing de Santander. A sus 33 años lo firma el Málaga buscando otra pieza de contención en el medio, pero sobre todo veteranía. "A nivel personal, sí, es un reto. He tenido la suerte de jugar en toda mi carrera menos este año. Para mí es un momento bueno para intentar jugar y aportar desde fuera. He vivido muchas situaciones de estas con el Racing, Alavés y Getafe. Es una alegría y un reto estar aquí", explicaba ayer el medio centro.

No le asusta por tanto que el equipo sea colista y viene animando al vestuario. No atribuye la crisis a una cuestión de nivel: "Sinceramente, a nivel de calidad de plantilla la clasificación marca una posición diferente. Hay más calidad aquí en el Getafe. Pero ya vemos que allí va bien, muy bien".

¿Qué puede sumar? Lo ve claro: "Yo puedo aportar trabajo y experiencia. Hay veces que se ayuda desde dentro y otras desde fuera. Estamos en el mismo barco. Es una situación complicada. Hay que ir en el mismo barco. Juegue quien juegue y salvar la categoría". Lo único que queda es trabajar y no perder la esperanza tomando buenos ejemplos como el del Eibar, cuya labor esta misma temporada destaca Lacen: "Estaba en la zona baja y encadenó siete partidos sin perder. Sumó 17 puntos y salió de ahí abajo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios