Una zaga superpoblada

  • El Málaga se verá este verano con 'overbooking' en la defensa cuando regresen los cedidos

  • El club, que además ya está negociando con otros zagueros, necesita aligerar masa salarial

Está el Málaga buscando defensas para la temporada 2018/2019. Negocia con unos, tantea a otros, vigila a cualquiera que le pueda interesar. Sin embargo, llegue quien llegue, va a tener que realizar un arduo ejercicio de ingeniería deportiva para confeccionar su plantilla. Hay exceso de futbolistas en el actual escenario blanquiazul. Los que están ahora mismo y los que tienen que volver. La defensa es una zona superpoblada.

La lista la componen once jugadores: Luis Hernández, Miguel Torres, Ignasi Miquel, Roberto Rosales, Diego González, Fede Ricca, el lesionado Juankar y los cedidos Luis Muñoz, Bakary Koné, Cifu y Mikel Villanueva. Eso sin contar, por ejemplo, al canterano e internacional sub 19 Álex Robles.

Y todavía está por ver con cuántos de ellos se cuenta para el próximo curso. Porque sí, la dirección deportiva está trabajando ya con vistas al curso que viene en Segunda, pero habrá que ver si su hoja de ruta coincide con la del técnico que venga a recoger el testigo en el banquillo.

Hay que contar con una cuestión fundamental. El Málaga se tendrá que ajustar a una realidad económica muy distinta a la que vive en la actualidad. Sus márgenes serán muchísimo más ajustados y los sueldos de muchos de los actuales defensas blanquiazules resultan prohibitivos. Eso, aun aplicando en algunos casos la rebaja estipulada en los contratos por descenso de categoría (algo de lo que sólo se libra, según publicaron recientemente diversos medios, Fede Ricca).

Lo peor de todo es que muchos han perdido mercado. Esta temporada también afectará notablemente al caché de los jugadores. Así que se avecina una recién estrenada primavera y un verano de lo más movidos, en el que los agentes e intermediarios van a jugar un papel fundamental.

Porque no hay un sólo defensa del Málaga que termine contrato de aquí al 30 de junio. De hecho, el único jugador de toda la plantilla que queda libre es Chory Castro.

Tendrá una importancia capital lo que suceda con los cuatro defensores que hay actualmente cedidos en otros clubes. No se cuenta obviamente con Bakary Koné. El Estrasburgo se guardó una opción de compra por el internacional burkinés. Que la ejecutasen sería una bendición para Husillos y compañía. También tienen que regresar Cifu (Albacete), Mikel Villanueva (Cádiz) y Luis Muñoz (Lugo). Los tres, cosas de la vida, están ya jugando en Segunda. En el caso del central malagueño, sería de lógica y casi de justicia que se quedase en la rotación de centrales. De la casa, barato, joven, con calidad y ahora además con experiencia en la categoría.

El Málaga, no obstante, escuchará cualquier propuesta que llegue a las oficinas, especialmente si hay euros de por medio. Luis Hernández, Rosales, Torres, Ricca... Si nada se tuerce, saldrán varios o, incluso, los cuatro. Un caso aparte es el de Diego González, otro chico que conoce la Segunda División por su recorrido con el Sevilla Atlético y que une versatilidad y juventud. Al que no se le discute es a Ignasi Miquel, la primera apuesta de Mario Husillos en esta nueva etapa.

La llegada de Miquel se produjo, precisamente, porque Juankar sufrió una lesión de gravedad. El madrileño, que compagina labores de lateral izquierdo y extremo, es otro de los que tendrá que estudiar su futuro. Después de dos años como cedido, el verano pasado el Málaga terminó por comprarle en propiedad. Ahora mismo sigue en fase de recuperación y sin ficha. Podría tener cierto mercado habiendo jugado con regularidad, pero dadas las circunstancias, todo se complica.

No cabe la menor duda de que el Málaga planea la salida de un buen número de estos jugadores. Así lo revelan los movimientos de la dirección deportiva. Mario Husillos está negociando la contratación de Sergio Sánchez. El defensa del Espanyol, tanteado en el pasado mercado invernal, desea volver a vestir la blanquiazul y las conversaciones parecen avanzar por buen camino. Además, sigue rastreando defensas por todo el mapa, como es el caso de Martín Mantovani, del Leganés, con quien aún no han hablado pero ha sido seguido de cerca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios