Agreden de un puñetazo a un árbitro durante un partido en Fuengirola

  • Ocurrió durante el partido del Athletic Fuengirola y el Fuengirola Los Boliches del domingo

Ocurrió durante el partido de fútbol que el pasado domingo 12 de noviembre disputaron el Athletic Fuengirola y el Fuengirola Los Boliches, y que fue suspendido tras la agresión que sufrió el árbitro por parte de uno de los jugadores de Los Boliches. Los hechos ocurrieron en el minuto 81 del partido, cuando el marcador iba 1-2 a favor de Los Boliches. El futbolista causante de la agresión había recibido una tarjeta amarilla por una falta al borde del área a un jugador del otro equipo que acabó con la expulsión del mismo. El juego continuó pero una segunda tarjeta amarilla por echar el balón fuera le costó la expulsión. Fue en ese momento cuando el jugador discutió con el árbitro y, de forma inesperada, le asestó un puñetazo. "Estamos psicológicamente destrozados, nunca habíamos vivido algo así, los chavales están muy apenados", expresó el entrenador de Los Boliches, José Antonio Expósito, quien lamentó "profundamente los hechos ocurridos" en el encuentro de la categoría senior. "Deseamos la pronta recuperación del señor colegiado y condenamos enérgicamente estos hechos que no representan ni los principios ni el espíritu del club", manifestó el equipo, en forma de comunicado, a través de su página de Facebook.

El jugador causante de la agresión ya fue expulsado del equipo, según confirmó Expósito. "Lo que pasó no tiene explicación. No puedes prever las reacciones que van a tener todos tus jugadores, pero nunca te esperas que va a pasar algo así", señaló. Según afirmó, el árbitro ya denunció los hechos y el club está pendiente de cuál será la sanción, que asegura será "dura", además de una multa económica por la representación del futbolista. El futbolista llevaba en el equipo desde el comienzo de la temporada, aunque anteriormente había jugado en otro equipo de la zona "y nunca había manifestado un comportamiento así".

En cuanto al estado del árbitro colegiado señaló que al momento del recibir el golpe, entre la oreja y la cara, se encontró "aturdido" pero sin perder la conciencia, "incluso quiso continuar con el partido", por lo que se le atendió de oficio por parte de los dos clubes participantes a la espera de la llegada de la Policía. Desde entonces, el equipo ha estado en contacto continuo con el árbitro para interesarse por su estado de salud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios