Benalmádena aplicará de manera progresiva la subvención del IBI para afectados por la crisis

El Ayuntamiento de Benalmádena aplicará de manera progresiba la subvención del Impuesto de Bienes Inmuebeles (IBI) de Ayuda para Residentes en la Crisis Económica (ARECRI). De esta manera, aquellas viviendas con un valor catastral ya revisado menor a 60.000 euros tendrá una bonificación del 48% en su recibo del IBI; entre 60.000 y 200.000 euros tendrán un 44% de bonificación; de 200.000 a 450.000 euros la bonificación será de un 38%; y a partir de 450.000 euros de un 28%. "Hemos decidido aplicar esta subvención de manera progresiva, con el objetivo de liberar de carga fiscal a aquellas familias con mayores dificultades económicas, lo que nos convierte en un municipio que aplica políticas progresivas en la recaudación de impuestos municipales", explicó el alcalde, Víctor Navas.

A este respecto, recordó que "a partir del 15 de marzo comenzará el periodo de cobro de los recibos del IBI, y todos los titulares de impuestos que no se encuentren al día en sus obligaciones tributarias no podrán beneficiarse de las subvenciones de ARECRI".

Por su parte, el concejal de Economía, Manuel Arroyo, señaló que "este año hemos vuelto a bajar los valores catastrales en un 4%, lo que influirá en buena parte de los impuestos y tasas que pagan los vecinos empadronados en el municipio". Este aspecto también influirá en el cálculo de las plusvalías. "Hay que tener en cuenta que en estos dos últimos años el valor catastral se ha revisado a la baja en más de un 12%, y pensamos que debemos segiur manteniéndolo porque hay personas que siguen teniendo dificultades para el pago de estos impuestos", indicó. "En la tasa de basura doméstica también se mantiene la bonificación del 50%", agregó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios