El CIO Mijas se enfrenta este lunes a un segundo corte de suministro de luz

  • La Junta, que debe abonar una factura de 8.868 euros, no aclara si ha tomado medidas

El lunes los empleados públicos del CIO Mijas acudirán como cada día a sus puestos de trabajo aunque de nuevo con la incertidumbre de no saber qué pasará. Endesa ya comunicó su intención de cortar por segunda vez el suministro de luz el próximo día 22 si la Junta no hacía frente al pago de las facturas atrasadas, que asciende a 5.478 euros, más otra cantidad en concepto de servicios, lo que en total supone una deuda de 8.868 euros. Y desde la Consejería de Empleo no han aclarado si se ha adoptado algún tipo de medida al respecto ni tampoco se ha avisado a los trabajadores de si deben o no acudir al centro pese a que uno de los liquidadores ya advirtió de que "si para la citada fecha no se ha hecho efectivo el pago y, como consecuencia de ello, se interrumpiere el suministro de luz, el centro quedaría en una grave situación de riesgo, con independencia del cuantioso importe del coste de la reanudación del servicio y la formalización de un nuevo contrato".

Así las cosas, los trabajadores acudirán un día más a las instalaciones pese a que no tienen nada que hacer ya que su labor de inventariado ya terminó hace unos meses, y pese a las deficiencias que el centro presenta tras casi tres años de abandono, pero no saben si tendrán que volver a casa. "No nos han dicho nada, dejaremos los vehículos fuera porque si nos cortan la luz estando dentro y no nos avisan no podremos sacar el coche", expresó Juan García, una de las trabajadoras afectadas.

Por otro lado, los empleados han presentado recientemente una querella criminal contra altos cargos de la Junta en la que denuncian la situación de inseguridad e insalubridad del centro. Extintores caducados, falta de limpieza, calderas averiadas, desprendimientos o la presencia de okupas debido a la falta de vigilancia son solo algunos de los desperfectos del mismo. De hecho, el centro no cuenta con ningún tipo de póliza seguro para cuestiones como roturas, robos o incluso incendios, una situación que pone en grave peligro a los empleados y al mantenimiento del edificio, sobre todo después de que hace un mes los trabajadores denunciaran ante la Guardia Civil daños en varias puertas de acceso al hotel escuela, así como algunas de ellas se encontraban abiertas, la de la cocina y la del restaurante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios