Nueva oleada de robos y destrozos de puertas y ventanas en el CIO Mijas

  • Los trabajadores han denunciado ante la Guardia Civil que se han sustraído al menos una decena de ordenadores y televisores

Una de las puertas principales de acceso al centro, completamente forzada. Una de las puertas principales de acceso al centro, completamente forzada.

Una de las puertas principales de acceso al centro, completamente forzada. / m. g.

Nuevo susto el que se llevaron ayer los trabajadores del CIO Mijas, a los que se les adeuda ya 33 nóminas sin cobrar, cuando acudían a su puesto de trabajo tras el fin de semana. Hace apenas un mes denunciaron por segunda vez la presencia de okupas en las instalaciones del hotel, cuyas puertas amanecieron forzadas. Ayer se encontraron de nuevo las puertas de acceso reventadas, como casi todas las puertas interiores, que o bien estaban abiertas o forzadas, y cristales rotos. "Han entrado en todos los sitios, desde el edificio formativo, la cafetería, el hotel, las habitaciones, las aulas, todo estaba abierto", comentó Elio Zorat, uno de los trabajadores afectados, quien denunció ante la Guardia Civil que también han sustraído material informático como una decena de ordenadores, siete pantallas de televisión e incluso una caja con las llaves de todo el edificio. Al parecer, también podrían haber sustraído material de cocina como microondas y otros utensilios, así como un disco duro con toda la información del CIO. "Se ha robado material que cuesta mucho dinero y se han roto instalaciones que igualmente han costado mucho dinero", incidió Zorat, quien denunció que el edificio carece de póliza de seguro por lo que "alguien tendrá que hacerse responsable, y sin embargo ni la Junta ni el Ayuntamiento se han presentado allí ni se han preocupado por comprobar que aquello se ha quedado cerrado cuando nos hemos ido ni de poner vigilancia".

Manuel García, otro de los trabajadores del centro, añade que "la sensación es que se han dejado cosas por recoger, con ordenadores pegados a las puertas y carritos de la compra", por lo que asegura, "sea quien sea tiene intención de volver". Lo que complica aún más la situación de estos empleados públicos, a los que pese a la situación de inseguridad en la que se encuentra el edificio ningún responsable de la Junta de Andalucía les exime de acudir a su puesto de trabajo hasta que se solucione su situación. "Esto es un suplicio, hemos aguantado 33 nóminas sin cobrar y ahora esto. Mañana [por hoy] cuando lleguemos podemos encontrarnos cualquier cosa", critica.

Otra de las trabajadoras del CIO, Juani García, añade además que "han reventado vasos y tazas en la sala de juntas contra el cuadro del Rey y han hecho pintadas en la entrada". "Ya no sabemos qué más hacer ni cuánto más van a esperar para actuar, sabíamos que tarde o temprano esto iba a pasar, pero cada vez tenemos más miedo de ir al trabajo", denuncia.

Además de las nóminas sin cobrar que adeudan los empleados, el centro carece por completo de vigilancia. La falta de seguridad en el trabajo es precisamente uno de los motivos alegados por los trabajadores en la querella criminal instada recientemente ante el Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga contra varios cargos de la Junta, sobre todo después de que uno de los liquidadores alertara en una carta dirigida a los responsables de la Consejería de Empleo de que no había sido posible abonar el recibo de la póliza de seguro que había concertada con Generali, con lo que afirma que a día de hoy el centro no cuenta con ningún tipo de seguro para cuestiones como roturas, robos o incendios. Además, aseguran que a los extintores están caducados desde hace dos años.

Por su parte, el concejal de Costa del Sol Si Puede (CSSP), ya anunció hace unas semanas su intención de presentarse en dicha querella como acusación personal, ampliando además los delitos a prevaricación omisiva y los denunciados a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz y varios consejeros de Empleo y Educación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios