Málaga Costa

Vecinos de Nueva Torrequebrada protestan por una poda de árboles

  • Denuncian que se trata de una tala encubierta de los ejemplares de jacarandas y tipuanas de esta zona

Zona en la que se está llevando a cabo la poda en Nueva Torrequebrada. Zona en la que se está llevando a cabo la poda en Nueva Torrequebrada.

Zona en la que se está llevando a cabo la poda en Nueva Torrequebrada. / E. M.

Vecinos de Nueva Torrequebrada, en Benalmádena, protestan por la poda que desde la pasada semana se está realizando en el árbolado del parque de Ronda del Golf Oeste, frente a la urbanización Atalaya Golf. "Poda sí, mantenimiento de jardines también, pero con lo que no estamos de acuerdo es con lo que entendemos como una tala encubierta", criticó Carlos Menéndez, vecino de la zona. Y en los mismos términos se manifestó Manuel Mancebo, quien denunció que "están desmochando las jacarandas y la mitad de las tipuanas". "Es una agresión a la estética y un daño a los árboles, porque los debilita y los hace propensos a enfermedades que luego propagan a ejemplares sanos", aseguró este vecino, quien al mismo tiempo consideró que "la poda se tenía que haber hecho en otra fecha, no ahora".

Según reconocen estos mismos vecinos, y tal y como se recoge en el acta de la junta ordinaria de la comunidad de propietarios, se acordó por unanimidad de la comunidad de propietarios una "poda considerable sobre el volumen sin llegar a quitar ningún árbol, aunque suficiente para que entre la luz natural a las viviendas y así reduciendo la caída de hojas que al final ensucian terrazas y piscina". Sin embargo, "muchos vecinos no estamos de acuerdo con esa poda considerable, más bien sería una poda moderada", agregó Menéndez. No obstante, en esta se recoge también la petición de un particular en la que solicita que "cuando se realice la poda, no se haga de forma desmochada ni terciada". Por último, el punto concluye con que "se solicitará al Ayuntamiento una poda considerable tanto de altura como de volumen pero sin mutilar los árboles".

Desde el Ayuntamiento, por su parte, argumentaron que la poda de árboles se acordó por "unanimidad" entre los vecinos de la urbanización Atalaya Glf y que esta está realizándose basándose en informes de técnicos de la delegación de Parques y Jardines. Así, señalaron que finalmente "se ha optado por una poda más intensa de lo habitual por el riesgo de asfixia de los ejemplares", ya que según las mismas fuentes "estaban plantados muy seguidos y ello provoca que se asfixien entre ellos". "Aunque el aspecto hoy no sea del agrado de los vecinos, el árbol se va a recuperar y volverá a tener aspecto normal", concluyen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios