Los vecinos de la Cañada de los Cardos de Torremolinos, sin saneamiento ni acerado

  • El proyecto queda pendiente de la construcción del futuro centro comercial Intu

Una de las calles de la Cañada de los Cardos. Una de las calles de la Cañada de los Cardos.

Una de las calles de la Cañada de los Cardos. / e. m.

En la Cañada de los Cardos, a escasos minutos del centro de Torremolinos, los vecinos continúan sin una red de saneamiento y alcantarillado desde hace décadas, de forma que cada vivienda dispone de pozos ciegos o fosas sépticas para la evacuación de sus aguas residuales, lo que se traduce en malos olores y problemas de insalubridad. Se trata de una vieja reclamación de los residentes de la zona desde que las primeras casas se construyeran en los años 50. Pero tras años de reclamaciones y promesas electorales, a día de hoy la única solución a los problemas de urbanización de estos vecinos pasa por la construcción del futuro centro comercial Intu Costa del Sol, que se comprometió a financiar el saneamiento de esta zona. Sin embargo, el Ayuntamiento continúa aún pendiente del informe favorable de Carreteras, dependiente del Ministerio de Fomento, que mantiene bloqueado el proyecto. "Esto es tercermundista, llevamos años así y todavía no hay nada concreto. Está siendo una espera muy larga y nadie nos dice nada desde hace un año", denunció Manuel González, presidente de la Asociación de Vecinos La Cañada de Los Cardos.

Al mismo tiempo, aseguraron que tras constituirse como asociación de vecinos han sido numerosos los escritos realizados al Ayuntamiento de Torremolinos que siempre han caído en saco roto. "El gobierno anterior nos trató de piratas cuando ellos mismos autorizaban las licencias de obras y pese a que todos pagábamos nuestros impuestos. Y aunque esta corporación sí nos ha recibido todo queda en promesas", puntualizó. "No es de recibo que paguemos los impuestos más caros y no se nos cubra el saneamiento. Que yo sepa no estamos hablando de ninguna obra faraónica para que tengamos que esperar tanto", incidió González, quien avanzó que desde la asociación se plantean posibles medidas legales contra el Ayuntamiento.

"Pedimos algo tan básico como una red de saneamiento. Las aguas fecales se sueltan por la calle, lo que es un peligro y un olor nauseabundo constante, sobre todo en verano", manifestó, por su parte, José Luis Altura, vecino y secretario de la asociación de vecinos del barrio. "Nos sentimos marginados y considerados como ciudadanos de segunda cuando abonamos nuestros impuestos como el resto de vecinos de Torremolinos", continuó Altuna, quien agregó que "lo más sorprendente es que se siguen dando licencias de obra para nuevas construcciones sin que estas puedan contar con los servicios básicos de saneamiento". Por último, desde el Ayuntamiento de Torremolinos rehusaron hacer cualquier tipo de declaración sobre este tema.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios