El Ayuntamiento de Ronda asumirá la subida del IPC en el recibo del agua

  • El Consistorio tendrá que abonar 90.000 euros a la concesionaria para no subir la tarifa

Alvaro Carreño, delegado municipal de Economía del Ayuntamiento de Ronda. Alvaro Carreño, delegado municipal de Economía del Ayuntamiento de Ronda.

Alvaro Carreño, delegado municipal de Economía del Ayuntamiento de Ronda. / javier flores.

Los rondeños no tendrán que pagar más por el agua que consuman en sus hogares, una decisión que anunció ayer el delegado municipal de Economía, Álvaro Carreño. No obstante, la empresa Aqualia, concesionaria de este servicio municipal, sí verá incrementados sus ingresos conforme a la subida del IPC, situada en un 2,7%, al hacerse cargo el Consistorio de la cantidad que supondría aplicar dicho incremento.

Carreño explicó que la decisión adoptada por el Gobierno municipal supondrá tener que desembolsar unos 90.000 euros para compensar a la empresa y que se puedan mantener las actuales tarifas, ya que el pliego de condiciones recoge un incremento anual equivalente al IPC. En este sentido, el responsable de Economía comparó esta aportación municipal con otras que se realizan desde el Ayuntamiento para contener los precios que se cobran por otros servicios que se encuentran adjudicados a empresas privadas, como es el caso del transporte público, que también cuenta con una aportación municipal fijada en unos 90.000 euros. Por otra parte, el servicio de agua también dispondrá de un sistema para evitar que a las familias más necesitadas y que no puedan hacer frente al recibo se les corte el agua, siendo el área de Derechos Sociales a la que tienen que dirigirse las familias que se puedan encontrar en estas circunstancias

De igual modo, también se contará con tarifas especiales para familias monoparentales, familias numerosas o mayores de 65 años, que tendrán que solicitar en el Consistorio poder acogerse a alguna de estas tarifas especiales, condicionadas a determinados requisitos. Estas medidas se anuncian como un modo de amortiguar el pago que tendrían que asumir los vecinos de la ciudad para el consumo de agua, al tiempo que tratan de hacer más llevadero su coste a aquellas familias que por diferentes motivos puedan tener mayores problemas a la hora de hacer frente al pago de los mismos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios