Comienza a funcionar la cocina del nuevo Hospital de la Serranía

  • El servicio se estuvo prestó hasta ahora desde el viejo centro sanitario al no haberse realizado su equipamiento

Actividad en el interior de la cocina del nuevo hospital de la Serranía. Actividad en el interior de la cocina del nuevo hospital de la Serranía.

Actividad en el interior de la cocina del nuevo hospital de la Serranía. / J. F.

El nuevo Hospital de la Serranía de Ronda, tras cuatro meses desde que fue inaugurado oficialmente e inició su actividad asistencial, completó ayer sus servicios con el inicio del funcionamiento de su cocina hospitalaria, que hasta el momento se seguía prestando desde las instalaciones del viejo hospital.

Las nuevas instalaciones han conllevado una inversión de 555.000 euros para la puesta en marcha de este servicio, que tiene previsto dar 43.000 menús completos al año, ya que se encarga de servir el desayuno, almuerzo, merienda y cena a los pacientes del complejo que son ingresados. Un trabajo que es realizado por 22 pinches, seis cocineros, un jefe de cocina, tres dietistas y un almacenero.

Desde el SAS han explicado que la nueva cocina cuenta con una superficie de 637 metros cuadrados y que ha sido diseñada de forma que la comida no tengan que volver en el circuito desde el inicio hasta la salida, evitando de este modo posibles contaminaciones, ya que el alimento debe ir siempre hacia adelante.

Esta instalación dispone de una cámara de congelación y tres de refrigeración, cuatro cuartos fríos para la manipulación y preparación de cada tipo de materia prima, zona de elaboración y cocción de alimentos, carros para el mantenimiento de la temperatura, cinta para emplatado y área de distribución, así como una zona de lavado, entre otros espacios, según explicaron ayer desde el propio hospital.

Por otra parte, también indicaron que "a lo largo del año las personas ingresadas con indicación de dieta normal pueden elegir entre varias opciones en los almuerzos y cenas. Además, el servicio de restauración a pacientes se hace extensivo para aquellos acompañantes con necesidades sociales".

De igual modo, también señalaron los pacientes ingresados pueden disfrutar de elaboraciones especiales con motivo de distintas festividades con el objetivo de que su estancia hospitalaria sea más llevadera durante esas épocas del año.

De este modo, el complejo se acerca a completar el proyecto, aunque todavía sigue teniendo pendientes algunos aspectos en incorporación de nuevo material, ya que se anunció la llegada de un nuevo telemando que todavía no se instaló, aunque se espera que llegue pronto. De igual modo, también se permanece a la espera de poder contar con la resonancia magnética, que fue uno de los equipamientos estrella que se anunciaron para el nuevo hospital y que a día de hoy tampoco han sido instalados en el mismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios