El Gobierno sigue sin fijar plazos para el trasvase desde Iznájar

  • Vuelve a dejar sobre la Junta la infraestructura necesaria para materializar esa transferencia de 5,5 hectómetros cúbicos

Imagen del pantano de Iznájar. Imagen del pantano de Iznájar.

Imagen del pantano de Iznájar.

El Gobierno central sigue sin fijar calendario alguno para dar luz verde al trasvase urgente de agua reclamado desde el pantano de Iznájar a los municipios de la zona norte de la provincia de Málaga. A través de una respuesta oficial, además, vuelve a señalar de manera directa a la Junta de Andalucía como responsable de las infraestructuras necesarias para que tal aportación de agua sea factible.

Conforme a la literalidad de la contestación, emitida con fecha de 22 de febrero ante una pregunta del diputado nacional del PSOE Miguel Ángel Heredia, en la que pedía conocer la posición del Ministerio de Medio Ambiente sobre este trasvase, así como sus plazos e inversiones, el Ejecutivo obvia poner fechas y enumera una serie de condiciones que han de cumplirse con carácter previo. Subraya como "paso de obligado cumplimiento" la integración en los planes hidrológicos de las reservas de recursos excedentarios que pudiera haber en una demarcación hidrográfica, así como los déficits que pudieran existir en otros ámbitos de planificación hidrológica para satisfacer las demandas actuales y futuras. A este primer condicionante, añade que en la próxima revisión de los instrumentos de planificación (revisión del tercer ciclo de planificación) se ajusten las disponibilidades existentes en la cuenca que cedería ese agua, en este caso la del Guadalquivir.

El Gobierno también pone de manifiesto que cualquier transferencia deberá cumplir las premisas fijadas en la ley del Plan Hidrológico Nacional. Entre ellas que se garanticen "las demandas actuales y futuras de todos los usos y aprovechamientos de la cuenca cedente, las restricciones medioambientales, sin que pueda verse limitado el desarrollo de dicha cuenca hidrográfica", y que se someta al "principio de recuperación de costes", entre otras.

La respuesta parlamentaria aprovecha para recordar que el vigente Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas, competencia de la Junta de Andalucía, no incluye entre las medidas a desarrollar "la necesidad ni en la situación actual ni en el horizonte 2021 de transferir un volumen concreto de recursos para garantizar el uso abastecimiento de los municipios de Antequera, Archidona, Campillos, Mollina, Villanueva del Trabuco, Villanueva del Rosario, Humilladero y Fuente de Piedra". De acuerdo con este documento, un trasvase de 5,52 hectómetros cúbicos anuales, solo sería necesario "a partir del horizonte del año 2027".

Y en relación con las infraestructuras que habrían de ejecutarse para hacer posible esa transferencia de agua, el Gobierno incide en que el plan de las Cuencas Mediterráneas incorpora el abastecimiento a la zona norte de la provincia, con una inversión de 47,6 millones de euros, dentro del paquete de actuaciones "a acometer antes de que finalice el horizonte de planificación 2033 y cuya ejecución y financiación le compete a la Junta de Andalucía como administración responsable".

Asimismo, se recuerda que este trasvase ya formó parte de programa de medidas del plan de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas aprobado por el Real Decreto 1331/2012, sin que se haya ejecutado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios