Inaugurada la cárcel de Archidona entre una sonora pitada sindical

  • Las instalaciones cuentan con 1.008 celdas y se espera que estén a pleno rendimiento en un plazo de año y medio

La cárcel de Archidona, oficialmente denominada como Málaga II, fue inaugurada ayer por el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, en un acto marcado por la sonora protesta que protagonizaron los sindicatos de prisiones Acaip, UGT y CCOO a las puertas del ya centro penitenciario. Una protesta que estuvo marcada por la tensión con el amplio dispositivo de agentes de la Guardia Civil que se desplegó a las puertas de la cárcel para controlar los accesos y a los manifestantes, hasta el punto de que se produjeron empujones con los agentes desplegados cuando los manifestantes trataron de colocarse en la calzada de la vía de entrada mientras en el interior de la prisión se desarrollaba el acto oficial y el recorrido por las instalaciones.

Mientras tanto, una amplia comitiva oficial recorrió las dependencias de la nueva cárcel, que dispone de un total de 1.008 celdas distribuidas en 12 módulos residenciales y un módulo de régimen cerrado, módulo de ingresos, salidas y tránsitos, enfermería, edificio sociocultural y deportivo.

Nieto, junto al delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, el presidente de SIEP, Miguel Contreras, la directora de la prisión, Noelia Moreno, y la alcaldesa de Archidona, Mercedes Montero, pudieron visitar diferentes dependencias, como la zona de aulas de formación, gimnasio, polideportivo, enfermería y una de las alas de celdas, en la que se realizó una prueba sobre el funcionamiento del sistema de cierre y apertura de las celdas. Precisamente, durante este momento, los responsables de la visita se encargaron de mantener lo más alejada posible a la prensa de las autoridades, que entraron en una de las celdas.

Unas instalaciones que recibieron el elogio de los presentes y que también destacó Nieto durante su intervención como un esfuerzo del Gobierno para que las personas que sean destinadas a este centro pueden tener la oportunidad de reinsertarse.

En este sentido, el centro cuenta con talleres productivos y la preinstalación necesaria para realizar diversas actividades industriales y de manipulados.

Además, en las instalaciones también ocuparán puestos de trabajo remunerado algunos de los internos del centro penitenciario.

El complejo también dispone de un espacio de comunicaciones en el que se ubican 40 locutorios para familiares, locutorios para jueces y abogados y un espacio para efectuar ruedas de reconocimiento, 22 salas para comunicaciones de familiares y 22 para visitas íntimas. Las dependencias también cuentan con espacios de ocio, cocina, lavandería y panadería para dar servicio a todo el centro penitenciario.

En cuanto al funcionamiento a pleno rendimiento, en declaraciones a los periodistas, Nieto fijó un periodo de un año y medio para que pueda estar plenamente en funcionamiento, al tiempo que también indicó que había llegado refuerzos de la Guardia Civil, aunque no indicó el número de efectivos que habían llegado.

La entrada en funcionamiento estas instalaciones también se espera que posibilite una descongestión de las actuales instalaciones de la cárcel de Alhaurín de la Torre. De este modo se pone fin a un largo periplo para la construcción de estas instalaciones, que han pasado por diversos problemas, como la necesidad de tener que construir una planta potabilizadora de agua ante la imposibilidad de Archidona de abastecer el centro por la falta de recursos hídricos que sufre.

Aunque se inauguró ayer, el edificio se usó por primera vez recientemente como centro de internamiento de extranjeros (CIE), lo que motivo una fuerte oleada de críticas de las ONG.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios