Prevén reabrir en un mes la carretera hundida por lluvias entre Árchez y Salares

  • El puente peatonal que se instaló para unir las dos zonas de la vía cortada ya se encuentra habilitado

Obras en la carretera hundida por lluvias entre Árchez y Salares. Obras en la carretera hundida por lluvias entre Árchez y Salares.

Obras en la carretera hundida por lluvias entre Árchez y Salares.

La Diputación de Málaga prevé restablecer el tráfico entre los municipios de Árchez y Salares, tras el corte sufrido por el hundimiento de la vía a causa de las fuertes lluvias el pasado 2 de marzo, en el plazo de un mes si la meteorología lo permite.

La carretera MA-4108 de Salares a Árchez sufrió el hundimiento de un tramo de la calzada a la altura del Puerto de los Carboneros, lo que originó un socavón de más de diez metros de longitud.

El presidente de la Diputación, Elías Bendodo, ha visitado hoy los trabajos de emergencia que la institución provincial está efectuando en esta carretera para posibilitar de nuevo el tráfico entre ambos municipios.

Bendodo ha explicado en un comunicado que, tras las labores de limpieza y afianzamiento de taludes, ya se encuentra habilitado un puente peatonal que se instaló para unir las dos zonas de la vía cortada.

Este equipamiento ha permitido que los estudiantes puedan acceder al instituto mediante el uso de dos microbuses que llegan a cada extremo de la calzada y evitar que estos alumnos tengan que hacer 30 kilómetros adicionales, lo que supondría una hora más en su trayecto a través de carreteras de montaña.

El presidente de la Diputación ha precisado que mañana se procederá a la instalación del cajón de drenaje de agua, y que las siguientes actuaciones estarán condicionadas a la situación meteorológica de los próximos días.

La obra de emergencia para el arreglo de esta carretera interior, que tiene una longitud de unos seis kilómetros, está valorada en 250.000 euros, y responde a la demanda de los municipios afectados, Sedella, Salares, Árchez y Canillas de Albaida.

La carretera hundida, de reciente construcción, está situada sobre una cañada, y las fuertes lluvias del pasado 2 de marzo dieron lugar a que se desplomase la vía, dejando visible un gran socavón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios