tráfico

El Puente Nuevo divide a los rondeños

  • La regulación de tráfico sobre el monumento provoca posiciones encontradas entre defensores y detractores de la medida tomada por el Consistorio

El Puente Nuevo de Ronda es una de las principales arterias de la ciudad en la que confluyen circulación elevada y muchos visitantes. El Puente Nuevo de Ronda es una de las principales arterias de la ciudad en la que confluyen circulación elevada y muchos visitantes.

El Puente Nuevo de Ronda es una de las principales arterias de la ciudad en la que confluyen circulación elevada y muchos visitantes. / javier flores

La regulación del tráfico en el Puente Nuevo, además de la restricción de acceso a las calles de la barriada de la ciudad, se mantendrá sin ningún tipo de alteración y continuará su aplicación como estaba previsto, según mantiene la delegada municipal del área, Francisca González.

Una medida que mantiene divididos a los rondeños entre aquellos que apoyan la puesta en marcha de dicha regulación, los opositores -que se han organizado una plataforma y cuentan con el respaldo de PP, APR, Podemos y Ciudadanos- y aquellos que aún estando de acuerdo con la entrada en vigor de la contención de la circulación creen que deberían tomarse medidas compensatorias para los más afectados, como el reducir considerablemente el precio del autobús lanzadera que comenzó a funcionar para la zona sur de la ciudad.

Mientras tanto, la edil Tráfico no quiso realizar ningún tipo de valoración sobre la última manifestación que reunió a unas 3.000 personas, según la Policía, para mostrar su rechazo a la normativa puesta en marcha, que impide el paso de vehículos entre las 10:00 y las 13:30 y las 17:00 y las 20:00, además de limitar la velocidad a 20 kilómetros por hora y dar prioridad en la calle a los peatones. Una afluencia que, según los mismos datos de la Policía, se habría duplicado con respecto a la primera marcha que se organizó el pasado 24 de diciembre del pasado año. No obstante, desde círculos próximos a la delegación de Tráfico se vienen cuestionando estos datos de afluencia y se discrepa con los números ofrecidos.

A pesar de las protestas, todo seguirá según lo previsto, ya que, de acuerdo a lo explicado por González a este periódico, las cámaras de control que se instalarán ya se encuentran en la ciudad y se espera que puedan entrar en funcionamiento a principios del mes de marzo, aunque no hay un fecha concreta.

Mientras tanto, la alcaldesa de la ciudad, Teresa Valdenebro, no quiso ayer hacer tampoco ninguna valoración sobre la manifestación convocada contra la regulación de tráfico, mantuvo su apoyo a la medida y aseguró que se trata de un plan que se encuentra en permanente estudio y que si se ve necesario corregir algún aspecto, se hará.

No obstante, lo que sí se confirma, tras la continuidad con el plan previsto por parte del Gobierno municipal, es que las posiciones con los opositores a la medida -principalmente vecinos de la zona sur- se encuentran igual de alejadas que antes de la marcha. Todo hace indicar que se mantendrá el pulso entre ambos, ya que los residentes también anuncian que van a seguir con las protestas y acciones pertinentes para que se tenga que retirar dicho plan de movilidad. En este sentido, la regidora rondeña negó que se hubiese realizado desde la Alcaldía alguna propuesta de acercamiento o de diálogo en las últimas semanas.

Desde la plataforma insisten en reclamar a los responsables municipales que convoquen un referéndum sobre dicha medida si están convencidos de que realmente cuentan con una mayoría ciudadana que los respalda en este caso.

Por otra parte, proponen la retirada de la normativa y comenzar a dotar primero a la ciudad de un vial alternativo que no obligue a utilizar la carretera de circunvalación, además de la construcción de aparcamientos disuasorios.

Precisamente, en este aspecto es en el único que se produjo un pequeño avance, ya que el delegado municipal de Urbanismo, Francisco Márquez, anunció que aceptaban el ofrecimiento del presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, para financiar un estudio de viabilidad y la posible innovación sobre el PGOU del vial alternativo que se propone que discurra de forma paralela al arroyo de las Culebras.

Además, algunos vecinos han mostrado su malestar por las sanciones que han comenzado a poner los agentes de la Policía Local que están en estos momentos siendo los encargados de controlar el paso de vehículos.

Mientras tanto, desde Tráfico también se apunta que próximamente se tomarán medidas para controlar la velocidad, que es uno de los aspectos que se cree que en estos momentos no está siendo respetada por algunos de los conductores que utilizan este eje de comunicación.

La medida fue anunciada como el método para proteger el patrimonio de la ciudad y uno de sus principales monumentos, como es el Puente Nuevo, que se pretende que de este modo soporte un 80% menos de circulación.

Un aspecto de la conservación en el que todos los partidos dicen estar de acuerdo, aunque discrepan en el modo de hacerlo, hasta el punto de que el PP ya anunció que derogará la normativa puesta en marcha si vuelve al Gobierno del Ayuntamiento de Ronda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios