Los pequeños municipios apuestan por mejorar los servicios para sus ciudadanos

  • Gimnasios, museos, bibliotecas o actividades para estar a la altura de la oferta que existe en poblaciones de mayor tamaño urbano

Vistas al valle desde una de las bicicletas del gimnasio de Genalguacil. Vistas al valle desde una de las bicicletas del gimnasio de Genalguacil.

Vistas al valle desde una de las bicicletas del gimnasio de Genalguacil.

Buena parte de los pequeños municipios de la Serranía de Ronda están afectados por la pérdida de población, aunque sus ayuntamientos se afanan por mejorar los servicios e instalaciones para, dentro de sus competencias, poder mantener su población y ofrecerle servicios sin necesidad de tener que desplazarse a otras localidades. Durante los últimos año se está produciendo una importante renovación de servicios públicos encaminados a dar más oportunidades de actividades para sus vecinos, como clases de apoyo gratuitas para sus ciudadanos, nuevos gimnasios o bibliotecas, en las que poder encontrar una oferta complementaria a la tranquila vida de estas localidades. El último en anunciar mejoras en este sentido ha sido Genalguacil, con una importante mejorar de su gimnasio municipal, que cuenta con vistas panorámicas a uno de los valles de mayor riqueza natural de la provincia, como es el caso del bajo Valle del Genal.

Recientemente el Consistorio de esta localidad invirtió casi 40.000 euros en la mejora de las instalaciones, que cuentan con equipos para la práctica de diferentes ejercicios y que próximamente serán completados con nueva maquinaria para poder aumentar el número de ejercicios que pueden realizarse. El proyecto de renovación del gimnasio viene a dar continuidad al proceso de readaptación de los edificios municipales de Genalguacil de cara a transformarlos en inmuebles energéticamente sostenibles, ejemplo de ello son las mejoras efectuadas recientemente en el colegio, el edificio de usos múltiples o el Museo de Arte Contemporáneo Fernando Centeno.

Otro ejemplo de este tendencia es Algatocín, que cuenta con una renovada biblioteca, que salvando el aspecto de su tamaño adaptado a su población, es similar a las que se pueden encontrar en poblaciones de mucho mayor tamaño. La nueva biblioteca municipal de Algatocín tiene una superficie de unos 120 metros cuadrados y cuenta con acceso y baño para minusválidos. Las instalaciones están distribuidas en espacios diferenciados como son la recepción, préstamo de libros, la zona infantil y juvenil, al fondo la parte donde se ubican mesas de mayor tamaño para uso con ordenadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios