Falla y Carl Orff ponen música al XX cumpleaños del Maestranza y la ROSS

  • Mañana y el viernes, Pedro Halffter dirige un concierto conmemorativo que incluye una selección de 'La Atlántida' y la cantata 'Carmina Burana' · El elenco reúne a grandes voces españolas como Mariola Cantarero

Con la ilusión "renovada" para "seguir adelante y hacerlo mejor cuando lleguemos al XXX aniversario", el Maestranza y la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS) conmemoran mañana y el viernes su vigésimo cumpleaños con un concierto extraordinario compuesto por dos obras "emblemáticas" del siglo XX, según su director Pedro Halffter: La Atlántida de Manuel de Falla (1876-1946), terminada por Ernesto Halffter (1905-1989) y dedicada a Sevilla, y la cantata Carmina Burana de Carl Orff (1895-1982). Las entradas se agotaron rápidamente para ambas funciones, lo que demuestra, para el máximo responsable artístico de la ROSS y el Teatro "la vigencia del Maestranza en el momento culminante de esta temporada marcada por nuestro aniversario". La expectación se ha visto reforzada por el excelente plantel de voces españolas que asumen ambos repertorios -con la soprano granadina Mariola Cantarero sobresaliendo en Carmina Burana- y la presencia de la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, y el presidente andaluz José Antonio Griñán, entre otras autoridades que acudirán mañana.

De La Atlántida, una obra "del compositor español y andaluz más importante del siglo XX", Halffter indicó a los medios que se oirá una selección "que mezcla diferentes números de la misma siguiendo una idea sinfónica coral, más que la idea dramática de la obra o un orden cronológico".

La Sinfónica, el Coro Nacional de España dirigido por Joan Cabero y el Coro de la Asociación de Amigos del Teatro Maestranza -que este año celebra sus primeros 15 años de vida, según recordó su director Iñigo Sampil- se unirán en esta primera parte de la velada a las voces solistas de la soprano Raquel Lojendio, la mezzo María José Montiel y el barítono Alfredo García hasta sumar 120 intérpretes.

Iñigo Sampil valoró que La Atlántida es "una suma de la vida compositiva de Falla, con reminiscencias musicales del Renacimiento y de la música de principios de siglo" y supone "un descubrimiento" para la mayoría del Coro. Por su parte, y respecto al Carmina Burana, resaltó "su exigencia vocal", pero "con mucho de intuitivo en cuestiones musicales, lo que propicia que el público tenga una recepción directa de esta obra". De hecho, esta composición de Carl Orff ha sido popularizada por las artes visuales y cinematográficas en las últimas décadas, siendo muy apreciada la incorporación de algunos de sus pasajes a la banda sonora de la película Excalibur de John Boorman.

En el Carmina Burana, compuesto entre 1935 y 36, participará también la Escolanía de Los Palacios dirigida por Enrique Cabello y Juan Manuel Busto, junto a las voces de la ya citada Mariola Cantarero, el barítono Ángel Órdena y el contratenor Jordi Domènech. Esta cantata escénica es "una obra brillante para todos los personajes que actúan en el escenario", en palabras de Pedro Halffter, que la definió como "una de las obras más populares del siglo XX y que nos permite poner en relación la creación europea brillante y festiva con una obra cumbre de la música española".

La mezzosoprano María José Montiel comentó que "el de mañana supondrá un día muy importante para la música y para Sevilla. Siento que será un momento de energía bellísima, de gran luz, y la ciudad comparte ya este ambiente festivo". Para Jordi Domènech, éste es el viaje final de La Atlántida "tras una intensa cartografía de navegación". Se refirió al hecho de que la obra estuviera dedicada a la capital andaluza y también a la propia evolución del Maestranza: "Hay que tener conciencia de que Sevilla ha entrado en la historia de la música con estrenos operísticos que la han colocado en la primera línea nacional e internacional", defendió.

Sin duda, será una fiesta de la cultura la que se vivirá mañana en el centro lírico del Paseo Colón y a la misma acudirán también el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, así como el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín. Precisamente ha sido el consistorio, de entre todas las instituciones que protegen al Maestranza, la que más ha descendido su aportación presupuestaria en esta temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios