Programas de flora y fauna

Apuesta por la colaboración entre instituciones y particulares para garantizar la conservación de la biodiversidad

  • Inauguradas dos exposiciones en el Foro de la Biodiversidad dedicadas a la preservación del patrimonio natural. Para garantizar la conservación de la biodiversidad es necesaria la colaboración entre administraciones, particulares e instituciones, tal y como ha resaltado la consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo, durante la inauguración en Sevilla de dos exposiciones dedicadas a la conservación del patrimonio natural.

Hasta la fecha, la Consejería tiene en marcha más de 25 programas de conservación de diferentes especies de flora y fauna protegida, en su mayoría dirigidos a la protección de diferentes especies de aves.

Castillo resaltó la colaboración entre las instituciones durante la inauguración de dos exposiciones en el Foro de la Biodiversidad: ‘El alma del paisaje’, de Antonio Camoyán, una colección de cerca de 700 fotografías tomadas en los predios del río Tinto en los últimos 45 años; y ‘Alas de papel’, de Francisco José Hernández, compuesta por 15 obras pictóricas con las aves como principales protagonistas. Estas muestras se incluyen en los actos organizados en Andalucía con motivo de la celebración en 2010 del Año Internacional de la Biodiversidad y, según la consejera, su objetivo de sensibilización forma parte de la apuesta de la Consejería por potenciar en esta comunidad autónoma la conservación ambiental y el desarrollo sostenible.

Durante su intervención, la titular de Medio Ambiente recordó que esta efeméride es una iniciativa que se desarrollará a lo largo de 2010 y con la que Naciones Unidas pretende concienciar a la población de la necesidad de conservar la flora y fauna de todo el planeta. La intención de la ONU es dar comienzo a una hoja de ruta destinada a reducir la pérdida de biodiversidad, objetivo acorde con las políticas ambientales desarrolladas en Andalucía, resaltó Castillo, donde la Consejería ejecuta desde hace años pioneros programas de conservación para especies tan emblemáticas como el lince, el quebrantahuesos o la especie vegetal Linaria lamarckii. Para el desarrollo de muchos de estos programas ya se han alcanzado importantes acuerdos de cooperación con diferentes instituciones y particulares, entre otros.

En este sentido, la gestión andaluza está a la vanguardia mundial en la conservación de la flora y fauna de la comunidad autónoma. Prueba de ello es la nueva planificación ambiental de las especies amenazadas en Andalucía, presentada recientemente ante el Consejo Andaluz de Biodiversidad. En total son diez los nuevos documentos que serán remitidos al Consejo de Gobierno para su próxima aprobación. De estos nuevos planes, seis son para la gestión de la fauna como aves, lince y águila imperial y cuatro para la recuperación de la flora como pinsapos y helechos. En todos los casos los programas afectan tanto a especies en peligro de extinción como en situación vulnerable o considerada de interés especial.

En la presentación de las exposiciones, la consejera destacó la colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas para fomentar la investigación y la divulgación del conocimiento en materia ambiental en Andalucía. Castillo explicó que este acuerdo permitirá, entre otros aspectos, que la Red de Información Ambiental de Andalucía (REDIAM) se nutra con un banco de imágenes compuesto por unas 150.000 fotografías relacionadas con la biodiversidad y procedentes de las bases documentales de la Estación Biológica de Doñana (CSIC).

Según afirmó la consejera, esta iniciativa forma parte de una estrategia de trabajo de la Junta mucho más amplia, cuyo principal objetivo es poner en marcha diferentes proyectos de educación y sensibilización ambiental. Además, la titular de Medio Ambiente aseguró que dicho acuerdo es tan sólo uno de los muchos alcanzados recientemente dentro de la “fructífera línea de colaboración abierta en los últimos tiempos con el CSIC”.

Como ejemplo de estas colaboraciones ya establecidas entre Junta y CSIC, Castillo mencionó el seguimiento científico de la población de águila imperial ibérica en Doñana a través de un registro de sus plumas. Con los datos obtenidos se dispondrá de un banco con información genética que permitirá conocer la población andaluza de esta emblemática especie en peligro de extinción, así como otras cuestiones relativas al comportamiento sexual o a los movimientos migratorios

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios