Modificaciones en la última década

Se detectan 560.000 aves a su paso por el Estrecho en 2009 con importantes cambios migratorios

  • El Programa Migres ha detectado una cifra superior a las 560.000 aves durante su paso migratorio por el Estrecho de Gibraltar. Con los datos obtenidos este año se ha podido realizar el primer balance correspondiente a una década.

Los resultados han sido presentados en Algeciras (Cádiz) por el viceconsejero de Medio Ambiente, Juan Jesús Jiménez, quien ha mostrado su optimismo respecto a la evolución positiva experimentada desde 1999 por la práctica totalidad de las principales especies de aves planeadoras, así como por la colonización de áreas de Andalucía a cargo de nuevas especies procedentes de África.

A lo largo de la campaña 2009 se han realizado un total de 79 jornadas de trabajo durante el seguimiento otoñal, contándose más de 560.000 aves desde los distintos observatorios: Cazalla, 184.853 aves; Tráfico, 174.659 aves; Facinas, 104.306 aves; y Algarrobo, 99.400 aves. Más del 85% de las observaciones pertenecen a tres especies de aves planeadoras: milano negro (43%), cigüeña blanca (32%) y el abejero europeo (11%). Otras especies cuentan también con un número muy abundante de ejemplares en su paso postnupcial por el Estrecho, superándose en todos los casos los 1.000 avistamientos de águila calzada, águila culebrera europea, cigüeña negra y alimoche común.

Según Jiménez, uno de los datos más destacados de 2009 es la colonización llevada a cabo por el ratonero moro, rapaz procedente del continente africano que, este mismo año, se ha establecido por primera vez en la historia de las migraciones en territorio nacional. El viceconsejero ha señalado que Andalucía, concretamente la zona de Tarifa, ha sido el lugar escogido por la primera pareja de esta especie para su asentamiento, “lo que constituye un hecho excepcional de especial relevancia”.

Por otro lado, el programa Migres dispone por primera vez de datos correspondientes a toda una década, que ofrecen una sólida tendencia susceptible de ser analizada científicamente. Todos los resultados son positivos para las principales especies de aves planeadoras, especialmente para el milano negro (11,2% de incremento anual), el águila calzada (10,4% de aumento sobre años anteriores) y el águila culebrera (6,6% de incremento anual). El número de individuos contabilizados de estas tres especies ha experimentado una tendencia positiva y ha aumentado significativamente a lo largo de los diez últimos años, algo que, según los responsables del programa, supone una excelente noticia para la conservación de la biodiversidad europea y española.

Durante su intervención, Juan Jesús Jiménez ha señalado que uno de los aspectos más positivos de estos “esperanzadores datos” es que indican la definitiva superación del colapso que sufrieron numerosas especies en la década de los setenta. Asimismo, y dado que las rapaces actúan como excelentes bioindicadores sobre otras muchas especies, Jiménez ha asegurado que los datos de toda la década nos ofrecen también “una valiosa información sobre el positivo estado actual de conservación de las cadenas tróficas en el continente europeo”.

Cambios de tendencia

Por otra parte, los investigadores del programa Migres han detectado cambios en el calendario de estas aves en relación a lo que sucedía hace tres décadas. Especies como el ruiseñor y la golondrina han adelantado hasta un máximo de quince días sus desplazamientos migratorios, lo que puede estar relacionado con las alteraciones en el clima producidas por el cambio global.

También se han detectado colonizaciones de otras aves desde África hacia España. Además del ratonero moro, en tan sólo una década han llegado especies como el vencejo moro (asentado en Bolonia, Cádiz) y el vencejo cafre. Otras especies son el buitre moteado, o de Rüppell, que lleva una década migrando desde África hasta España y cuyos avistamientos en la orilla europea del Estrecho continúan en aumento, y el escribano sahariano, un gorrión perteneciente a las paseriformes que se puede observar en la ciudad de Tarifa. 

Igualmente, el Programa Migres ha comprobado una generalizada disminución del paso de algunas especies de pequeñas aves migratorias, especialmente vencejos y golondrinas. Entre las más de cien especies de pequeños migrantes observables en el Estrecho, destaca la reducción del vencejo: actualmente sólo cruza una octava parte de los ejemplares que migraban a África en 1980. Entre las posibles causas de este fenómeno se apuntan la disminución de las poblaciones de paseriformes en España y Europa debido al uso de insecticidas en la agricultura y la consiguiente reducción del número de invertebrados, fundamentales en la dieta de estas aves; y el hecho de que el cambio global y el aumento de las temperaturas hacen innecesaria gran parte de las migraciones hacia las cálidas tierras africanas.

El viceconsejero de Medio Ambiente ha anunciado que todos estos datos se compararán con los resultados de otros proyectos internacionales integrados en la red Euromigrans, que agrupa a algunos de los más importantes observatorios del Paleártico Occidental, como el Pirineo francés, el Estrecho de Messina o el paso de Eilat (Israel). De este modo, Jiménez asegura que se podrá profundizar en la significación biológica de los datos obtenidos hasta ahora y se podrá ampliar la información sobre las tendencias poblacionales y los cambios de distribución y comportamiento de las especies estudiadas.

Este año el programa Migres ha recibido el mayor número de solicitudes de voluntariado de su historia, un total de 317. El 57% de ellas han provenido de Andalucía y, entre las restantes, ha habido voluntarios de Estados Unidos, China, Brasil, Francia, Italia, Holanda, Portugal y Dinamarca, entre otros países. A lo largo de sus distintas ediciones, voluntarios de 34 nacionalidades diferentes han colaborado en esta iniciativa.

Migres es un programa de la Junta de Andalucía creado en 1997 y cuyo objetivo es el seguimiento científico a largo plazo de los patrones migratorios de las aves en el Estrecho de Gibraltar. Este es el principal punto de conexión en la vía migratoria entre los continentes europeo y africano por el que pasan anualmente más de 30 millones de aves de 380 especies diferentes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios