La reintroducción de ejemplares en Guadalmellato y Guarrizas se realizará al mismo tiempo

Las primeras sueltas de linces en Córdoba y Jaén se producirán de forma simultánea

  • El regreso de los linces a las zonas escogidas a tal efecto en las provincias de Córdoba y Jaén se producirá de forma simultánea. Las comarcas de Guadalmellato y Guarrizas recibirán al mismo tiempo a los primeros ejemplares de este felino, medida con la que se dará comienzo a la formación de nuevas poblaciones en antiguos asentamientos de la especie.

Esta iniciativa forma parte de las actuaciones comprendidas en el segundo programa Life Lince desarrollado en Andalucía, cuyo objetivo en seguir fomentando la conservación de este animal mediante el incremento de su distribución y riqueza genética.

El anuncio de la resolución adoptada por Medio Ambiente se ha producido en el seno de la Comisión de Seguimiento del proyecto Life. Allí, la Consejería de Medio Ambiente ha anunciado su intención de descartar que las sueltas se produzcan de forma escalonada en uno y otro territorio, al tiempo que ha reafirmado su deseo de mantener el calendario previsto, con lo que las primeras liberaciones se producirían entre otoño e invierno de este año.

Los ejemplares, procedentes del medio natural, serán extraídos de los dos únicos asentamientos actualmente viables de esta especie, localizados en Doñana y Sierra Morena, y su elección se producirá siguiendo criterios científicos de adecuación genética. Aunque aún no se han concretado los datos exactos, la Consejería de Medio Ambiente ha adelantado que está previsto proceder a la suelta de entre seis y ocho ejemplares en cada una de las zonas escogidas. La relación será de unos cuatro adultos (dos machos y dos hembras) y un número de juveniles que variará entre dos y cuatro en función de la disponibilidad.

El objetivo inicial es desarrollar las sueltas hasta lograr constituir núcleos iniciales de seis hembras territoriales, lo cual requerirá un plazo de tiempo aproximado de entre tres y cuatro años. Una vez constituidos estos núcleos, la Administración liberará sólo los ejemplares necesarios para conseguir una adecuada variabilidad genética. Igualmente, las reintroducciones se realizarán con ejemplares nacidos en libertad, aunque posteriormente se empezará a trabajar con cachorros del programa andaluz de cría en cautividad, los cuales se irán integrando en estas sueltas hasta alcanzar una proporción máxima del 50 por ciento respecto a los ejemplares salvajes.

El sistema elegido por la Administración para llevar a cabo esta medida es el de sueltas blandas mediante cercados de preadaptación de 3 a 4 hectáreas, un método que ya ha mostrado su efectividad en Andalucía con la suelta en Doñana de linces ibéricos procedentes de Sierra Morena, y cuya característica esencial es que favorece la paulatina adaptación de los ejemplares. En este sentido, los territorios escogidos lo han sido en virtud de la potencialidad de su hábitat, entre cuyos parámetros concretos se ha atendido especialmente a la densidad de conejos, principal especie presa del lince. Además, se han desarrollado numerosos trabajos previos para reforzar y garantizar la plena idoneidad de los mismos.

Cercanía a otras poblaciones

Tras realizar los oportunos descartes, las áreas seleccionadas fueron Guadalmellato y Guarrizas, localizadas en Córdoba y Jaén respectivamente. Entre otros aspectos favorables, Medio Ambiente ha señalado que estas zonas ofrecen el añadido de posibilitar la integración dentro de la población de lince de Cardeña-Andújar, al encontrarse a unos 30 kilómetros de la misma, distancia susceptible de ser colonizada de forma natural por los linces que ya habitan en dicha zona.

Por otra parte, estas comarcas han sido objeto de un exhaustivo estudio de percepción social ante la reintroducción, realizado por el Instituto de Estudios Sociales Avanzados de Andalucía (CSIC), que ha mostrado que más del 90 por ciento de la población está a favor de la reintroducción. La firma de convenios de colaboración con propietarios y Sociedades de Cazadores de las dos áreas seleccionadas ha sido otra parte importante de los trabajos encaminados a asegurar que se produzca una positiva acogida de los ejemplares próximamente liberados.

La Consejería de Medio Ambiente ha manifestado su optimismo respecto a la viabilidad futura del lince, cuya población se ha recuperado en Andalucía gracias a los programas de conservación hasta rondar actualmente los 250 ejemplares en libertad. Además de las reintroducciones dentro de la comunidad autónoma, la Junta de Andalucía, en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, trabaja de manera coordinada con el Gobierno portugués para las reintroducciones en el país vecino. Tras el acuerdo entre ambos estados, unos 20 ejemplares de lince nacidos en cautividad en Andalucía se trasladarán al centro de Silves de manera inminente con el objetivo a medio plazo de que se produzcan reintroducciones en el sur de Portugal.

Todas estas actuaciones emprendidas por la Junta de Andalucía responden a recomendaciones que se hicieron durante el III Congreso Internacional del Lince Ibérico celebrado en Huelva en noviembre de 2008. No obstante, los responsables de la Administración ambiental andaluza aseguran que las reintroducciones presentan un considerable grado de dificultad, por lo que se trabaja incesantemente para reducir al mínimo la posibilidad de que se produzcan bajas entre los ejemplares traslocados y permitir que este felino recolonice amplias zonas de la Península Ibérica.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios