Inmotec correrá cinco pruebas del Mundial de MotoGP

  • La empresa navarra de ingenieria participará en el próximo campeonato con Iván Silva como piloto

El piloto español Iván Silva participará en el Mundial de MotoGP con una moto «100 por 100 navarra» construida por la ingeniera Inmotec, que ha desarrollado la primera moto española de la máxima categoría del motociclismo de velocidad.

La empresa española Inmotec Consultora Técnica, situada en Navarra, se encuentra en la fase final del proyecto iniciado en 2006 para poner en liza la primera montura española en MotoGP, competición en la que tiene previsto participar en cinco grandes premios, el primero de ellos el de Cataluña, en julio en el circuito de Montmeló.

El director de Inmotec, Óscar Gorría, e Iván Silva han presentado hoy la moto en Pamplona a Carmelo Ezpeleta, consejero delegado de Dorna Sports, propietaria de los derechos comerciales y audiovisuales del Mundial de MotoGP.

Ezpeleta ha valorado ante los medios de comunicación el proyecto desarrollado por la empresa navarra: «Una cosa es el producto del motociclismo en sí, con la audiencia que tenemos y con lo que representa, y otra cosa es un proyecto como éste que ni ellos mismos se dan cuenta de lo que han hecho».

"Es un esfuerzo extraordinario, van a estar compitiendo con fábricas que llevan años. Es un proyecto de país, de región. Navarra se tendría que dar cuenta de la importancia que tiene que aquí haya nacido un proyecto de esta categoría y muchos países del mundo se volverían locos por tener un proyecto así», ha destacado.

Gorría, director del proyecto, ha subrayado que «la moto es navarra 100 por 100», si bien ha precisado que el motor se ha desarrollado de forma conjunta con la empresa francesa Akira, con la que tienen relación empresarial desde hace 7 años.

"Nos hemos acostumbrado a verla, pero seguramente no sabemos ni lo que hemos hecho, como ha dicho Carmelo», ha comentado.

"Este producto lo cogerían en otro país y estaría llena de pegatinas de Malasia, Japón o cualquier región española. Para Navarra hacer este producto es importantísimo y más cuando los gobiernos quieren cambiar hacia la investigación, desarrollo e innovación, y esto es justamente 100 por 100», ha explicado Gorría, que ha indicado que la financiación ha sido privada, sin poder especificar la inversión económica realizada.

Silva, que será el piloto de la escudería Inmotec, ha declarado que para él es un «honor» ser el primero que pueda llevar la primera MotoGP española y ha dicho que los resultados son secundarios en el primer año.

"No nos tenemos que cegar con los resultados, sino que tenemos que hacer un buen producto para que en los siguientes años pueda haber más motos en parrilla y en diferentes equipos», ha afirmado.

El piloto catalán ha apuntado que «puede ser buena» su experiencia como piloto sustituto en pruebas mundialistas y ha admitido que cuenta los días para debutar con la moto: «Me encanta especialmente Montmeló y estoy con muchas ganas. Las fechas son justas, pero sería todo un éxito debutar y conseguir algún puntito».

Silva, que en MotoGP sólo ha probado la Ducati, ha comentado que le ha sorprendido positivamente la «agilidad y el paso por curvas» que tiene su nueva moto, denominada Inmotec GPI 10, y ha señalado que el próximo mes comprobarán su fiabilidad en Jerez.

"Me he venido a vivir a Pamplona para estar más cerca del proyecto, que va a tener la sede en el Circuito de Los Arcos. Esperamos estar el mes que viene en Jerez para probar la evolución de la moto y entonces sabremos si estamos haciendo buen trabajo», ha observado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios