De cabeza al foso

  • Jorge Lorenzo firma “volver a tirarme al foso si eso significa ganar” y Dani Pedrosa espera olvidar sus problemas físicos “para desquitarme de la carrera del año pasado

Comentarios 1

Los cuatro magníficos de MotoGP más Marco Simoncelli dieron el pistoletazo de salida al Gran Premio de España que se celebrará durante el fin de semana en el Circuito de Jerez. Casey Stoner, Jorge Lorenzo, Dani Pedrosa y Valentino Rossi se hicieron la foto habitual de todos los Grandes Premios que se celebran en Jerez y contestaron al las cuestiones de los periodistas.

Pero algo debe estar cambiando en el circo de MotoGP para que Rossi apenas recibiera preguntas. Una lesión lastra al italiano -ganador ocho veces en Jerez- desde la pasada temporada... pero nunca hay que dar por muerto a un Rossi que para brillar en Jerez deberá hacerse con su indómita Ducati y superar sus problemas físicos.

Las miradas se centraron en Dani Pedrosa, que pasará por el quirófano para intentar solventar definitivamente sus problemas físicos tras el GP, en Casey Stoner, ganador en Losail, y en el actual campeón del mundo, Jorge Lorenzo.

El dorsal 1 del Mundial confía en que las características del trazado jerezano, mucho más técnico que el catarí y con menos rectas largas, le dé ese plus que necesita para estar a la altura de las Honda. Aún así, cree que su Yamaha debe ganar tanto en potencia como en tracción  trasera para no tener que “pilotar con el corazón” como confesó haber hecho durante la  segunda parte de la carrera de Catar.

Dani Pedrosa, al que se le pudo ver departiendo amigablemente con Rossi durante la rueda de prensa, quiere olvidar “como pueda” el dolor y centrarse “en el Gran Premio”. Tuvo tiempo para recordar el carrerón del año pasado, que terminó llevándose Lorenzo: “Perdí la carrera en la última vuelta después de liderarla en todas las demás. Fue duro pero luego vimos que la moto no estaba funcionando bien; me gustaría que este año sea diferente y que yo me pueda entregar al máximo y desquitarme”.

Las previsiones meteorológicas indican calor para hoy y mañana y probabilidad de lluvia para el domingo, por lo la elección de los neumáticos puede ser un quebradero de cabeza para más de uno. “Los mismos que el año pasado cuando no hizo tanto calor. De momento la previsión no es tan buena para el domingo por lo que tendremos que esperar y ver”.

En cuanto a favoritos, el 26 de Honda no olvida que Stoner ya ganó en Catar y aunque con Ducati Jerez se le dio bien comenta que “lento no irá”. Tampoco se fía de Rossi, ocho veces ganador en Jerez: “Es una pista que conoce más y le gusta y es más fácil decir dónde vas mal o dónde bien”.

Jorge Lorenzo acaparó el resto de la atención de los medios que atestaban la sala de prensa. El mallorquín aseguró que si “para ganar la carrera tengo que tirarme al foso lo firmaría ahora mismo, pero sin casco” comentó entre risas recordando lo que le costó salir de la piscina artificial tras su épica victoria la pasada temporada en Jerez. El mejor piloto de 2010 espera que Jerez cambie el sombrío panorama que se le presentó a Yamaha en pretemporada paliado en parte con su segundo puesto en Catar. Así, confía estar más  cerca de las Honda: “Un circuito con menos rectas largas y sólo una de aceleración nos puede beneficiar pero también influye la tracción, ya veremos. Salgo sin limitaciones y aspirando a todo; luego veremos con lo que nos podemos conformar”.

Lorenzo explicó por qué ha decidido dejar un año su número 48 y lucir el 1: “Me he puesto esta pegatina porque lo veo lógico y además hace ilusión. Esa moda la implementó Valentino y parece que es normal cuando lo normal es que el campeón se ponga el 1 y así lo he hecho”. “Los espartanos se sienten orgullosos de ver a su piloto con el número 1”, incidió. Sobre Honda, y sobre todo Stoner, dijo que “va muy rápido. Tiene una moto muy veloz y es de los favoritos, no sé si el que más pero entre los favoritos. ¿Valentino? Yo no lo descarto”.

El ahora campeón del mundo empezó a dar sus primeros pasos en el Mundial en Jerez, justo hace nueve años. Así lo recuerda: “Era un chaval de 15 años (los cumplió un sábado y el día anterior por normativa no pudo rodar) con inseguridades, complejos, y mucho talento pero aún sin pulir. Se vendió todo ese debut como algo impresionante que un niño de 15 años corriese con hombres de 25 o 30, recuerdo que hasta la prensa rosa estaba pendiente de mi debut”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios