PRUEBA

Peugeot 3008 1.6 BlueHDI 120 CV: Convence… y no sólo por su cara bonita

  • Es uno de los mejores SUV de tamaño medio que existen en la categoría. Destaca por su diseño, por sus acabados y por su comportamiento. Además, hace sólo unos días, acaba de ser galardonado con el ‘Coche del año en Europa 2017’.

El frontal del 3008 es muy atractivo. El frontal del 3008 es muy atractivo.

El frontal del 3008 es muy atractivo.

Comentarios 0

Lleva apenas unos meses por las carreteras y ya está dando de qué hablar. Se trata del nuevo Peugeot 3008. Una segunda generación de este modelo que acaba de renovarse y que ha pasado de ser un coches con formas más propias de monovolumen a un todocamino.

La firma francesa es conocedora del boom de los todocaminos –en la actualidad el 30% de todos los coches que se venden son SUV- y de ahí este cambio de tendencia en el 3008.

En la zaga sobresalen los pilotos de led. En la zaga sobresalen los pilotos de led.

En la zaga sobresalen los pilotos de led.

Una transformación que nos parece muy acertada. Y no lo decimos nosotros solos. Lo confirma también una buena representación de la prensa europea del motor, puesto que hace tan sólo unos días han premiado este modelo con el galardón de ‘Coche del Año en Europa 2017’.

Un premio fundamental puesto que algunos piensan que corona puede incrementar las ventas del modelo en un 10%. Algo que no le viene nada mal al 3008, puesto que tanto en España y como en el resto de Europa siguen estando muy fuertes rivales como el Volkswagen Tiguan, Nissan Qashqai, Kia Sportage, Seat Ateca e Hyundai Tucson, entre otros.

Los asientos son ergonómicos y sujetan bien el cuerpo. Los asientos son ergonómicos y sujetan bien el cuerpo.

Los asientos son ergonómicos y sujetan bien el cuerpo.

Precisamente para diferenciarse de todos ellos, Peugeot ha apostado con el 3008 por una estética muy vanguardista. De hecho, es uno de los aspectos más llamativos de este modelo, su diseño. En este sentido, destaca especialmente el frontal y la zaga con unos grupos ópticos, que gracias a los diodos de leds, ofrecen unas formas peculiares.

Una vez dentro del vehículo, Peugeot vuelve a innovar con su i-Cockpit. Hablamos del cuadro de instrumentos. Un tablero completamente digital y muy llamativo que está situado por encima del volante, gracias a que este último tiene un menor tamaño que la mayoría de los volantes que existen en el mercado.

Si bien es cierto que el i-Cockpit inicialmente no nos convencía demasiado cuando se estrenó en modelos como el 208, ahora tenemos que dar la razón a Peugeot de que van por buen camino. Al tener una posición de conducción elevada, todos los instrumentos quedan a la altura del conductor. A ello se suma que el volante es muy manejable y que la dirección es rápida, firme y precisa a la vez.

El volante es pequeño y el cuadro queda por encima del mismo. El volante es pequeño y el cuadro queda por encima del mismo.

El volante es pequeño y el cuadro queda por encima del mismo.

Siguiendo con sus virtudes llegamos a la habitabilidad. Y aquí una vez más el 3008 ofrece lo mejor de sí mismo. Sobre todo donde más destaca es en el apartado de anchura libre de los hombros. Esto significa que cuatro adultos podrán viajar con total confort. La plaza central trasera es algo más estrecha pero, a cambio, el suelo es casi plano, evitando así un túnel de transmisión elevado.

Toca poner en marcha y, una vez más, comprobamos que su confort de marcha es elevado. Si bien es cierto que si incrementamos la marcha –al ser un todocamino- los ruidos aerodinámicos estarán más presentes, también hay que reconocer que a velocidades legales el habitáculo guarda un completo silencio.

A favor

Junto al diseño, la buena habitabilidad, un buen maletero y un puesto de conducción logrado también nos ha gustado el motor 2.0 HDI de 150 CV. Si bien es cierto que en frío y ante aceleraciones fuertes es algo rumoroso, también es justo destacar que ofrece un buen rendimiento y, sobre todo, tiene unos consumos muy ajustados.

En contra

Pocas críticas se le pueden sacar al 3008. Por nuestra parte sólo echamos en falta que a día de hoy no existan versiones 4x4. Entre otras cosas porque si se apuesta por la filosofía SUV/todocamino puede haber clientes que quieran la tracción integral para hacer incursiones en la nieve o por pistas sin asfaltar. Acambio, eso sí, Peugeot ofrece un sistema de tracción específico con diferentes modos de conducción que le permiten salir airoso cuando el terreno se complica.

Conclusión

Es uno de los mejores modelos de la categoría de SUV de tamaño medio. Peugeot ha estado atento y ha sabido reconventir el anterior modelo monovolumen en un todocamino muy atractivo y del que estamos seguros que será un éxito en ventas.

más noticias de MOTOR Ir a la sección Motor »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios