Acusan de homicidio al policía que mató a un negro desarmado en Ohio

  • El agente disparó a la víctima tras pararla por circular en un vehículo sin la matrícula frontal

El policía blanco Ray Tensing, acusado de haber matado de un tiro en la cabeza a un negro desarmado en Cincinnati (Ohio, EEUU), se declaró ayer no culpable en su comparecencia ante un tribunal, donde se fijó una fianza de un millón de dólares para conseguir la libertad condicional.

Tensing, de 25 años y policía de la Universidad de Cincinnati, se entregó el miércoles a las autoridades tras ser acusado formalmente de homicidio por la muerte de Samuel Dubose, de 43 años, a quien paró el 19 de julio porque circulaba en un vehículo sin matrícula en la parte frontal cerca del campus universitario.

El agente podría ser condenado a cadena perpetua si resultase condenado finalmente.

En la vista, que se celebró en el tribunal del condado de Hamilton, parte del público empezó a aplaudir tras fijarse la fianza y la juez Megan Shanahan tuvo que hacer un llamamiento al orden. "Ésta es la sala de un tribunal", subrayó Shanahan, mientras Tensing, ataviado con una indumentaria de presidiario de rayas grises y oscuras, se limitaba a inclinar la cabeza y cerrar los ojos.

Fuera del tribunal, familiares y amigos de Dubose se abrazaron, lloraron y exigieron una condena al policía. "Si este hombre no es condenado, también me pueden tirotear a mí en la cabeza", comentó una amiga del fallecido.

Tensing era, hasta el momento de los hechos, agente de Policía de la Universidad de Cincinnati, puesto del que fue despedido debido a este incidente, que el propio agente grabó en vídeo con una cámara que llevaba adherida al uniforme. De hecho, la grabación fue crucial para la acusación en contra del agente, cuya versión del suceso contradijo las imágenes.

El fiscal del condado de Hamilton, Joseph Deters, quien presentó los cargos contra el agente tras una decisión adoptada en ese sentido por un gran jurado, indicó el miércoles que Tensing "nunca debería haber sido agente de policía". "Es una muerte sin sentido y totalmente injustificada. El agente no estaba lidiando con alguien a quien se buscase por asesinato, sino con alguien que no llevaba matrícula", sostuvo.

Los hechos sucedieron el 19 de julio, cuando, tras parar a Dubose por la matrícula, ambos se enzarzaron en una discusión que acabó con el agente disparando contra el conductor por la ventanilla cuando, al parecer, este puso de nuevo en marcha el vehículo.

Tensing alega que llegó a temer por su vida al creer que Dubose se disponía a atropellarle, y optó por dispararle, lo que le causó la muerte, según la versión del agente.

El fiscal, sin embargo, mantiene que Tensing en ningún momento llegó a temer por su vida y que Dubose no trató de atropellarle.

La juez fijó la siguiente vista del caso para el 19 de agosto, en tanto que el abogado del policía, Stewart Mathews, aseguró que hará todo lo posible para recaudar el dinero de la fianza para sacar a su cliente de la cárcel.

Este caso es el último en una serie de episodios mortales protagonizados por fuerzas locales de Policía de EEUU y la comunidad afroamericana, que elevaron la tensión racial en el país y ponen en duda las prácticas de los agentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios