Argelia, un futuro incierto que siembra reparos

  • Europa teme que llegue la inestabilidad a un país clave en el norte de África

Rodeado por un grupo de amigos en la plaza de la Grand Poste, Hedi, 24 años, admite que su objetivo es lograr una residencia en Europa que le permita "estar preparado si la cosa empeora aún más". La noche ha caído sobre la capital y el cielo se llena de fuegos de colores en recuerdo del 53 aniversario de la independencia que celebró ayer Argelia, país clave para la estabilidad del norte de África y de Europa que se debate en la incertidumbre que arrojan su débil economía y la misteriosa salud de su presidente, Abdelaziz Buteflika.

"Los jóvenes no tenemos mucho que hacer. Hay mucho paro y pocas oportunidades de futuro", explica Hedi, que prefiere no revelar su apellido. A su lado, el resto asiente y relata historias muy parecidas: la mayoría han estudiado y sobreviven con trabajos precarios en una sociedad altamente burocratizada donde el Estado es uno de los principales empleadores y la economía se sostiene a base de subvenciones estatales.

Un sistema pos socialista que hasta la fecha había funcionado sin grandes sobresaltos gracias a la salud del mercado de petróleo y gas, materias primas que suponen el 90% de la exportación argelina. Pero que con la abrupta caída de los precios ha comenzado a ofrecer los primeros síntomas de una enfermedad grave y crónica, para desmayo de sus vecinos en el continente y el otro lado del Mediterráneo. "Los presupuestos se hicieron con el precio del barril en torno a 90 euros la unidad. Ahora no se paga ni a la mitad", recuerda un diplomático europeo. Parte de su riqueza energética alimenta a España, país que recibe el 55% del gas y del petróleo que consume a través de dos gasoductos.

El Gobierno español promueve un plan para que Argelia se convierta en la alternativa energética al suministro ucraniano, una opción que si bien parece lógica se ve con reticencia entre los socios europeos ante el riesgo de inestabilidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios