Ben Laden pegaba a sus hijos y los mandaba a dormir en el desierto

  • Najwa ben Laden, al primera esposa del líder de Al Qaeda habla de la vida íntima de éste en un libro que verá la luz dentro de poco.

Osama ben Laden, el terrorista más buscado del mundo, pegaba a sus hijos y le gustaban los coches rápidos, cultivar girasoles y escuchar a la BBC.

Eso es lo que afirma su primera esposa, Najwa ben Laden, en un libro escrito al alimón con su cuarto hijo, Omar, bajo el título de Growing up Bin Laden de próxima publicación en Gran Bretaña y de cuyo contenido informa hoy el diario The Daily Telegraph.

Najwa se casó a los quince años con su primo Osama, que tenía diecisiete, y le dio siete hijos, entre ellos Omar, y cuatro hijas.

Osama ben Laden tuvo un total de seis esposas, a las que mantenía en casas de estilo espartano en Arabia Saudí y, tras su exilio de ese país, en Sudán, donde, según el libro, no se les permitía utilizar ningún aparato eléctrico.

A sus hijos los pegaba por enseñar demasiado los dientes cuando sonrían y, para que se curtiesen, los mandaba a dormir al desierto o a escalar montañas sin provisión de agua.

El terrorista acusado de ser el cerebro organizador de los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra Estados Unidos llegó a tener al menos un Mercedes dorado y en cierta ocasión compró una lancha rápida.

"Nada le satisfacía más que ir al desierto en un coche veloz, que luego dejaba aparcado allí mientras hacía largas caminatas", explica la que fue su esposa en el libro.

Según su hijo, Osama ben Laden presumía de su talento para los cálculos aritméticos y le encantaba retar a la gente a ver si le vencían con una calculadora.

Pero su mayor afición, explica su ex esposa, era "labrar la tierra y cultivar el mejor maíz y los mayores girasoles".

También disfrutaba comiendo mangos y escuchando a la emisora BBC.

El joven matrimonio Ben Laden viajó a Estados Unidos poco después de la revolución iraní de 1979, donde Osama conoció a Abdulá Azam, un clérigo radical palestino considerado su mentor ideológico.

Poco después comenzó a viajar a Pakistán para apoyar a la resistencia antisoviética en el vecino Afganistán.

Najwa ben Laden y su hijo Omar salieron de Afganistán antes del 11 de septiembre de 2001 y ninguno de ellos está en contacto con el terrorista.

Omar, que tiene ya 28 años, se casó en septiembre de 2006 en Inglaterra con la británica Jane Felix-Browne, una mujer mayor que él y ya abuela, y se cree que viven en Oriente Medio, dice el periódico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios