El 'Ben Laden' ruso se jubila

  • Doku Umarov, el enemigo público número uno de Rusia en las repúblicas caucásicas, cede el testigo a otro terrorista en circunstancias bastante oscuras

El líder de los insurgentes chechenos, Doku Umarov, nombró por sorpresa a un sucesor para continuar liderando la lucha por la independencia del norte del Cáucaso frente a Moscú. Todo indica que su capacidad de actuación se encuentra considerablemente mermada, pero pese a todo se espera un aumento del terror en la región.

Como el enemigo público número uno de Rusia, Doku Umarov, de 46 años, aterrorizó durante mucho tiempo con sangrientos atentados no sólo la convulsa región del norte del Cáucaso. A finales de marzo, el líder separatista checheno, que se hace llamar a sí mismo "emir del Cáucaso", asumió la autoría del doble atentado en el metro de Moscú que provocó la muerte de 40 personas.

Ahora el Ben Laden ruso, buscado internacionalmente, abandona el liderazgo de la lucha por sorpresa, alegando "motivos de salud", como afirma en un mensaje de video. Algo que, sin embargo, nadie se cree.

La lucha por un emirato caucásico independiente será liderada ahora por el checheno Aslambek Vadalov, un combatiente clandestino conocido en la región.

Umarov no concreta qué es lo que le ocurre exactamente, pero hace tiempo que circulan rumores de que está herido. Últimamente se dijo también que los servicios secretos lo neutralizaron, como a muchos otros combatientes clandestinos, con comida envenenada. En un mensaje de video aparece sentado junto a Vadalov, y se le ve en bastante buena condición.

Umarov aseguró que su intención no es retirarse totalmente de la "guerra santa" contra el "sangriento ocupador ruso". Pero el hecho de que un líder terrorista se retire sencillamente como si de un político se tratase parece a muchos en Rusia más bien un chiste.

El nuevo, Vadalov, es un experimentado combatiente contra las tropas rusas en las dos guerras de Chechenia, pero no tiene a sus espaldas grandes atentados terroristas, según consideran los expertos. Frente a Umarov, el hombre de barba negra que habla un áspero ruso parece más bien apocado. Umarov, sin embargo, pide a sus "hermanos" que juren ahora fidelidad a Vadalov. "La yihad debe ser liderada por gente más joven y enérgica", destacó.

La elección de su sucesor podría estar relacionada con sus raíces en Chechenia y a que procede de la misma zona que el presidente regional, Ramsan Kadirov, en torno a la ciudad de Gudermes. Kadirov, fiel a Moscú, prometió reiteradas veces su intención de "aniquilar" a Umarov. Pero ahora, Kadirov se enfrenta a una red de terroristas bien tejida en la república. Su ministro del Interior, Ruslan Alchanov, intentó restar importancia al nuevo líder de la insurgencia hablando de un puro truco de relaciones públicas. Vadalov es un "simple criminal" y ninguna figura de la clandestinidad, aseguró.

Pero la decisión de Umarov se considera ingeniosa. Los analistas creen que el único motivo para hacer un cambio de dirección en el "emirato caucásico" es la reciente detención del islamista Ali Tasijev.

"Este insurgente apresado en una cárcel moscovita y conocido como Magas es muy cercano a Umarov, por lo que podría haber revelado lemas, planes e incluso la forma de pensar de Umarov", opina el experto antiterrorista Alexander Torshin, vicepresidente del Consejo de las Federaciones. "Los motivos de edad y salud son una tontería", añade.

También expertos en el Cáucaso creen que Umarov entiende que su liderazgo perderá eficacia tras la detención de Magas. Además, Estados Unidos colocó a Umarov en la lista de los terroristas internacionales más buscados tras los atentados de Moscú, lo que limita su moviliad.

Por otra parte, Umarov era últimamente controvertido en sus propias filas. El hecho de que no sólo nombre a Rusia como enemigo del islam, sino también a Estados Unidos, Reino Unido e Israel, preocupa profundamente a algunos ideólogos islamistas en el norte del Cáucaso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios